La ley del Registro Civil suprime la preferencia del apellido paterno

Establece que sean ambos progenitores los que decidan el orden de los apellidos

El PSOE cree más igualitario suprimir la preferencia del apellido paterno

Rajoy dará "la batalla" contra la propuesta del Gobierno

Los expertos en Derecho de Familia dicen que no aporta nada y advierten de la desaparición de determinados apellidos

nacional

| 04.11.2010 - 12:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El proyecto de ley del Registro Civil, que se encuentra en trámite de enmiendas en el Congreso, prescinde de la histórica preferencia del apellido paterno frente al materno y permite que sean ambos progenitores los que decidan el orden de los apellidos, primando en caso de desacuerdo el orden alfabético.

Con esta novedad incluida en el proyecto que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de julio, el Gobierno pretende avanzar en la igualdad de género.

En concreto, el artículo 49 de la futura ley señala que la filiación determina los apellidos y que si ésta está determinada por ambas líneas, el padre y la madre de común acuerdo podrán decidir el orden, y lo que decidan para el primer hijo deberá mantenerse para posteriores nacimientos. "En caso de desacuerdo o cuando no se hayan hecho constar los apellidos en la solicitud de inscripción, el encargado del Registro Civil determinará la elección de los apellidos según su orden alfabético", añade el texto.

Otras novedades afectan a los cambios de apellidos en algunos casos excepcionales, ya que se contempla la posibilidad de que si el solicitante es víctima de violencia de género podrá cambiar su apellido a través de una orden del Ministerio de Justicia, sin otros trámites, en los términos fijados reglamentariamente.

En cuanto a la filiación, no se hará ninguna referencia al estado civil de los padres del inscrito, equiparando así la relación matrimonial a cualquier otra situación.

El proyecto de ley del Registro Civil, al que ahora podrán presentar enmiendas los grupos parlamentarios en la Comisión de Justicia del Congreso, sustituye el tradicional libro de familia por un registro individual para cada ciudadano, vinculado a un código personal, con el que podrá acceder a la base electrónica en la que se inscribirán todos esos datos.

RAJOY DARÁ "LA BATALLA" CONTRA LA PROPUESTA DEL GOBIERNO

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, no está de acuerdo con la propuesta del Gobierno que se recoge en el proyecto de Ley del Registro Civil para que el orden de los apellidos dependa del alfabeto y dará "la batalla" con este tema, segun confesaba la presidenta del PP de Aragón Luisa Fernanda Rudi. Rudi consideraba que el Gobierno abre un "debate innecesario" que "no está en las demandas sociales urgentes de los españoles".

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, cree que suprimir la histórica preferencia del apellido paterno al registrar el nombre de un recién nacido es "más igualitario y democrático" porque reafirma el "principio de igualdad" y proclama la libertad de los padres para la inscripción. Alonso ha ratificado su respaldo a esta novedad incluida en el proyecto de ley de Registro Civil, en trámite de enmiendas en el Congreso.

El portavoz de ERC en la Cámara, Joan Ridao, ha indicado, no obstante, que una reforma como ésta puede generar "algún problema de inseguridad jurídica", si bien, según sus palabras, ha considerado que será "muy excepcional" que el padre y la madre no lleguen a un acuerdo. Por tanto, ha sentenciado, no le parece mal.

De modo similar se ha expresado el diputado de CiU Jordi Jané, quien ha recordado que el orden de los apellidos, por acuerdo de los padres, ya viene tipificado en una ley de 1999. La reforma que ahora plantea el Gobierno alude a ese caso de no acuerdo de los padres, algo que Jané también ha reconocido que será "muy difícil" que ocurra.

Desde Izquierda Unida, su portavoz en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha dicho que la iniciativa del Gobierno constituye para su partido una preocupación "menor", sin oponerse a que se debata, y ha alertado de que puede traer consigo "situaciones chuscas" debido a la desaparición de ciertos apellidos.

LOS EXPERTOS EN DERECHO DE FAMILIA NO COMPARTEN EL PRINCIPIO ALFABÉTICO Y ADVIERTEN QUE PUEDEN DESAPARECER DETERMINADOS APELLIDOS

Expertos en Derecho de Familia han recordado que con la actual ley del Registro Civil los progenitores ya podían escoger el orden de los apellidos de sus hijos y han alertado de los posibles problemas que acarreará la futura norma.

La abogada Leire Ecenarro del bufete Zarraluqui, considera que la nueva ley "no es fundamental" y lamentaba que con el tiempo podría darse que apellidos como el que da nombre al bufete para el que trabaja, Zarraluqui, desaparezcan.

Por su parte, la abogada de familia del despacho ABA, Ana Clara Belío, ha asegurado que "no se gana nada" con el nuevo proyecto de ley del Registro Civil y ha subrayado que la actual ley es "correcta" porque ya contempla el cambio de apellidos si así lo acuerdan los padres. "Si realmente se quiere aplicar una medida igualitaria" lo que se debería hacer es, simplemente, eliminar de la ley la prioridad masculina, y que no tenga prevalencia de inicio ni el apellido del padre, ni el de la madre, pero que no sea el orden alfabético el que lo decida. "¿Por qué va a determinar el alfabeto la suerte que yo tengo de llamarme García o Zumalacárregui?" se preguntaba la letrada.