La Justicia gala envía a prisión a tres presuntos etarras detenidos el sábado

Tras haber sido imputados por una docena de cargos, entre ellos el de pertenencia a organización terrorista, penado con hasta diez años de prisión

(Archivo)

nacional

| 19.01.2012 - 18:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los tres presuntos etarras detenidos el pasado sábado el sábado a unos 150 kilómetros al sureste de París ingresaron anoche en prisión después de haber sido imputados por un juez instructor de París, según informaron hoy a EFE fuentes judiciales.

Jon Etxeberría Oiarbide, Íñigo Sancho Marco y Rubén Rivero Campo fueron enviados a la cárcel tras haber sido imputados por una docena de cargos, entre ellos el de pertenencia a organización terrorista, penado con hasta diez años de prisión.

A ellos se añaden el de transporte y detención, en banda organizada, de sustancias o productos explosivos; financiación de terrorismo; transporte y posesión sin autorización de armas y municiones; uso de placas falsas, posesión de documentos administrativos falsos o falsificación de escrituras privadas.

Etxebarria Oiarbide, que según fuentes de la investigación participó en el tiroteo ocurrido en marzo de 2010 en el que perdió la vida el policía francés Jean-Serge Nérin, tenía una orden de detención y entrega europea desde junio de 2011, cuando la Audiencia Nacional ordenó su arresto internacional por pertenencia a ETA.

El joven, de 33 años y nacido en San Sebastián, fue detenido en la estación de ferrocarril de Joigny, donde le esperaban Sancho y Rivero.

Los tres iban armados y, según informó el Ministerio español del Interior a mediados de mes, los gendarmes franceses localizaron un vehículo con placas falsas en el aparcamiento de esa estación, además de material para la fabricación de explosivos, dos tarjetas de identificación de la Guardia Civil o dos documentos de identidad españoles (DNI) falsos.