La Junta subvenciona con 6,5 millones a UGT

Una cantidad 14 veces superior a la que recibe Cruz Roja

Sáenz de Santamaría recuerda que las administraciones deben ser rigurosas con las subvenciones

nacional

| 22.11.2013 - 16:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

En pleno escándalo sobre las presuntas irregularidades de UGT, la Junta de Andalucía acaba de conceder al sindicato otros 6,5 millones para la orientación de desempleados. La organización recibirá así catorce veces más de fondos que por ejemplo, la Cruz Roja.

La Junta de Andalucía ha afirmado en todos los ámbitos que hay que estudiar el escándalo de las ayudas para fondos de formación que recibe el sindicato. Sin embargo, UGT continúa recibiendo el mayor bocado del programa de orientación a desempleados. Con esta iniciativa, el Gobierno de Andalucía subvenciona las actividades externas a la Administración destinadas a ayudar a personas desempleadas a encontrar trabajo.

DA A UGT CATORCE VECES MÁS QUE A CRUZ ROJA

El sindicato recibirá 6,5 millones de euros, una cantidad muy elevada si la comparamos con el dinero destinado a otras entidades de similar implantación en la comunidad autónoma. Por ejemplo, Cruz Roja ingresará una cantidad, 453.000 euros, catorce veces inferior a la del sindicato dirigido por Cándido Méndez.

El programa se divide en recursos para organizaciones que tienen una estructura en toda la región, y aquellas que han acudido al dinero que se destina por provincias. UGT optó por la primera opción y de ahí su millonaria cantidad. El momento de la adjudicación de la subvención no puede ser más revelador.UGT se enfrenta a un escándalo sobre la utilización de los fondos de las políticas activas de empleo, tanto para fiestas o mariscadas, como para la propia financiación del sindicato.

El resultado del concurso de la Junta ha levantado ciertas ampollas. Era una de las pocas oportunidades que tenían las entidades que trabajaban en esta materia para desarrollar iniciativas de apoyo a los desempleados. Según el ABC, las principales quejas, se centran en que paralizadas buena parte de las iniciativas de las políticas activas de empleo este concurso era una de las pocas ocasiones para acceder a programas oficiales.

La Dirección General de Políticas Activas de Empleo ha repartido 24,8 millones en el programa de orientación. Según las bases del mismo, la cantidad podría elevarse hasta una cifra tope de 50 millones. Los servicios centrales de la Junta han repartido la subvención entre 24 entidades por lo que la media de ayudas ronda el millón de euros. Por lo tanto, el sindicato recibirá una cantidad que multiplica por ocho los programas autorizados a todas las Cámaras de Comercio juntas.

EL GOBIERNO PIDE RIGOR CON LAS SUBVENCIONES

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado este viernes que las administraciones públicas deben ser "muy rigurosas" a la hora de convocar subvenciones con fondos públicos y también en el seguimiento posterior de modo que se pueda comprobar que las mismas se destinan a los fines para las que fueron creados.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha respondido así a una pregunta sobre la información de ABC que alude a la concesión de 6,5 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía a UGT-A y ha mantenido que, sin entrar en "el caso concreto", "todas las administraciones públicas estamos obligadas a ser muy rigurosas en la convocatoria de esas subvenciones y al control y seguimiento del empleo de las mismas para los fines a las que van destinados".

En la misma línea, ha mantenido que la Ley de Transparencia conduce a "trabajar entre todos" a favor de que los partidos o sindicatos, que reciben subvenciones procedentes de fondos públicos, "actúen con la mayor transparencia posible".

Así, ha recordado que si bien la Ley de Transparencia en las Administraciones Públicas nació primero como un compromiso internacional del Gobierno, el "acuerdo" con los grupos parlamentarios ha servido para ampliar a partidos políticos y sindicatos las exigencias de transparencia.