La Junta reclama ya a UGT 15,3 millones por las facturas sin justificar

UGT pide suspender las demandas de reintegro y acusa a la Junta de actuar de forma "inquisitorial"

Dirigentes de la UGT Andalucía

nacional

| 30.10.2014 - 12:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Junta de Andalucía ha reclamado a la UGT-A la devolución de 15,3 millones de euros por las irregularidades detectadas en 21 expedientes de subvenciones por importe de 25,5 millones recibidas por el sindicato a raíz de la investigación abierta por el caso de las presuntas facturas falsas.

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha comparecido hoy en el Parlamento andaluz para informar de los procedimientos de revisión de las subvenciones de UGT, que inició la Junta hace más de un año tras la publicación de un presunto desvío de subvenciones sindicales para sufragar gastos corrientes del sindicato con facturas falsas y que ha derivado en una investigación judicial.

En su segunda comparecencia sobre este caso, Maldonado ha elevado a 10,4 millones el importe que reclama en los procedimientos de reintegros, que se suman a los 4,9 millones que había cifrado hasta principios de septiembre, aunque, según UGT, estos últimos expedientes sumaban 3,5 millones.

Maldonado ha detallado que de los 10,4 millones, 3,9 millones corresponden a siete expedientes de subvenciones otorgadas por la Dirección General de Relaciones Laborales.

RECURSOS DE UGT

En este caso, y hasta la fecha, la UGT-A ha interpuesto recurso contencioso administrativo en dos de esas resoluciones por importe de 1,8 millones. Otros 2,9 millones que reclama la Junta para su reintegro corresponden a la Dirección General de Seguridad y Salud Laboral, y otros 3,6 millones al Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

En el caso del SAE, el sindicato UGT ha presentado un recurso en tres de estas resoluciones solicitando la suspensión de la resolución de reintegro por importe de 3,1 millones.

El consejero ha asegurado que el Gobierno andaluz no hace una "causa general", sino que se trata de un caso particular que había generado "alarma social", y ha garantizado el rigor de la investigación administrativa que la Junta ha llevado a cabo durante más de un año sobre 21 expedientes de ayudas a UGT y en los que se han detectado que las cantidades "no estaban bien justificadas".

Ha recordado que esos expedientes están en poder del juzgado que investiga el caso de las presuntas facturas falsas de UGT-A y ha resaltado que la Junta ha hecho lo que los servicios jurídicos le han marcado.

UGT PRESENTA CONTENCIOSO CONTRA LA JUNTA POR ACTUAR DE FORMA "INQUISITORIAL"

Mientras, UGT-A ha presentado un nuevo recurso contencioso-administrativo contra las seis resoluciones de reintegro notificadas por la Junta en el que la acusa de emprender "injustificadamente" una causa general "indiscriminada" contra todas las actividades formativas del sindicato para "limpiar su imagen".

En un comunicado, el sindicado sale así al paso de la información aportada por el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, quien ha dicho en el Parlamento que la Junta ha reclamado a UGT la devolución de 15,3 millones de euros por las irregularidades detectadas en los expedientes de las subvenciones recibidas por el sindicato a raíz de la investigación abierta por el caso de las presuntas facturas falsas.

"La Junta debe contestar a estas preguntas: si en los años investigados dio por buenas las justificaciones de los programas, ¿por qué ahora, cinco o en algunos casos seis años después, cambia de criterio? ¿No hizo bien su trabajo la Junta de Andalucía? ¿O busca ahora un chivo expiatorio para preservar su imagen y su respaldo electoral?", señala UGT en el comunicado.

Según el sindicato, la administración pública y todos los andaluces deben saber que UGT no aceptará responsabilidades que le correspondan, porque recuerda que desarrolló y llevó a término todos y cada uno de los expedientes investigados, presentaron "todas y cada una" de las justificaciones necesarias ante la Administración "y la Junta no solo las aceptó y las revisó".

Recuerda que la Junta también las dio por buenas "y por lo tanto las validó", por lo que dice que no va a aceptar que "se erija en la nueva inquisición española y que intente quemar en la hoguera a la Unión General de Trabajadores de Andalucía con tal de salvar su imagen".