La Junta esperará a que haya "seguridad jurídica" para derribar El Algarrobico

La Junta adquiere los terrenos del Algarrobico para derribar el hotel

nacional

| 08.08.2014 - 19:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha dicho que no puede determinar la fecha de demolición del hotel asentado en los terrenos de El Algarrobico, en Carboneras (Almería), porque hay que esperar a que exista "seguridad jurídica" para hacerlo.

En una rueda de prensa en Almería, Serrano ha dicho que la formalización del derecho de retracto de los terrenos del hotel se llevará a cabo "ahora y no antes" porque la última sentencia que declara la validez de la licencia de obras "cambia el escenario donde nos encontrábamos y había que tomar una decisión al respecto".

La consejera ha informado de que el pasado 6 de agosto se envió por burofax a Azata, la empresa constructora del hotel, una carta por la que se le emplaza a formalizar la escritura pública que llevará a que dicho suelo esté escriturado a nombre del Gobierno andaluz el próximo día 12 de septiembre.

Serrano ha apuntado que el protocolo de colaboración para demoler y recuperar el Algarrobico, firmado en noviembre de 2011 entre el Gobierno nacional y la Junta, sigue vigente y "lo vamos a llevar a cabo", aunque la demolición se efectuará cuando haya "seguridad jurídica".

Asimismo, ha indicado que en unas semanas serán presentadas en Almería las actuaciones que se impulsarán, entre ellas un plan de empleo que "beneficiará a los ciudadanos de Carboneras y toda la comarca".

Dicho plan incluirá la restauración paisajística del entorno, actividades socioeconómicas y productivas ligadas al territorio, a través de un turismo "sostenible, no especulativo" que haga "viable la creación de nuevos puestos de trabajo".

Serrano ha defendido que se trata de una apuesta de la Junta "arriesgada y valiente" y está fundamentada "en la exigencia de gobernar pensando en la protección del medio ambiente, la biodiversidad y por tanto en el desarrollo económico sostenible".

En este sentido, ha reiterado que han sido las últimas decisiones judiciales relativas al caso, "que no compartimos ni comprendemos", las que han hecho actuar a la administración andaluza.

La titular de Medio Ambiente ha recordado que en mayo de 2006 la Junta de Andalucía anunció que ejercería el derecho de retracto mediante el abono de 2,3 millones de euros a la empresa, decisión que fue objeto de tres recursos por parte de el Ayuntamiento de Carboneras, Azata del Sol y Azata patrimonio.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) rechazó el 8 de enero el del Ayuntamiento y confirmó que la propiedad del terreno era de la Junta de Andalucía, fallo que fue recurrido en casación por la empresa, por lo que en un principio el Gobierno andaluz había optado por esperar a la resolución de dichos recursos.

POLÉMICAS SUBVENCIONES DE LA JUNTA AL HOTEL

Sin embargo, la última sentencia del TSJA ha acelerado las actuaciones del ejecutivo andaluz con el "objetivo inmediato de impedir que se reanuden las obras" y se ha adelantado esta decisión dentro de lo que para la consejera supone un "entramado de recursos y sentencias contradictorias, aún siendo algunas del mismo tribunal".

Por otro lado, Serrano ha dicho, en respuesta a los periodistas, que "se están analizando e investigando" las subvenciones al hotel de El Algarrobico, entre ellas una supuesta ayuda de 2,7 millones de euros concedida en 2002 dentro de un plan de desarrollo sostenible del levante almeriense.

"Yo creo que no se llegó a otorgar la subvención porque se otorgaría si se finalizaban las obras y no se finalizaron", ha añadido.

En todo caso, ha incidido en que "estamos ante un nuevo tiempo y eso corresponde a decisiones del pasado, pero si hay que depurar responsabilidades, se van a depurar, no les quepa duda, ya que hay tolerancia cero ante cualquier atisbo de corrupción o acción mal ejecutada".

"Errores hemos cometido todas las administraciones en este tema y otros. Porque errar es humano, pero lo más importante es saber rectificar y Junta desde 2005 y 2006 tomó decisión clara y contundente: restaurar legalidad urbanística", ha insistido Serrano.