La Junta de Castilla-La Mancha niega la "quiebra total" de la que habla el PP

nacional

| 04.06.2011 - 18:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de Presidencia y Administraciones Públicas en funciones de la Junta de Castilla-La Mancha, Santiago Moreno, ha tachado de "falsedad" las acusaciones del Partido Popular en las que aseguraban que la situación económica de Castilla-La Mancha era de "quiebra total" porque "no tienen todavía ningún dato" para llevar a cabo estas afirmaciones", y ha añadido que los 'populares' "están curándose en salud" para luego hacer recortes en sanidad o servicios sociales.

En declaraciones a Europa Press, Moreno ha calificado de "mentira infame" las palabras del PP en las que afirma que la Junta podría tener pendiente de pago 2.000 millones de euros a proveedores, y ha agregado que es "todavía peor" es la acusación sobre que la Junta no tendrá dinero, a partir de junio, para pagar las nóminas a los empleados públicos porque el dinero para las nóminas ya está reservado.

"Él sabe perfectamente que el dinero para las nóminas está reservado y miente cuando dice que pueden peligrar, se lo dije yo personalmente y lo va a tener hasta certificado para que no pueda mentir y generar incertidumbres en todos los trabajadores públicos", ha argumentado.

Moreno también ha desmentido las palabras del secretario general de los 'populares' en las que decía que el presidente en funciones, José María Barreda, tiene "paralizada" la administración, y ha recordado que lo primero que dijo el presidente interino a los consejeros tras la elecciones fue que quería un traspaso modélico.

DATOS

Sobre las acusaciones del PP sobre la ausencia de información de la Junta, Moreno ha explicado que no fue hasta el jueves de esta semana cuando, por medio de correo electrónico, el PP le trasladó la petición de documentación de ejecución presupuestaria y deuda de la Comunidad Autónoma, que, ha asegurado, la Junta se encuentra preparando.

Moreno ha precisado que cuando la documentación que pide el PP esté preparada le será trasladada y ha querido dejar claro que las cuentas de la Junta de Comunidades "han estado siempre auditadas" por diferentes instituciones como el Tribunal de Cuentas.

"Están diciendo lo que les da la gana sin apoyarlo en ningún dato preciso", ha manifestado el todavía consejero de Presidencia, quien ha añadido que con este tipo de manifestaciones el PP persigue "generar una alarma y una situación de absoluta desesperación".

Por ello ha asegurado que se quedó "asombrado" por las declaraciones de Tirado porque, según ha dicho, lo primero que acordaron cuando comenzaron las reuniones sobre el traspaso de poderes fue que no iban a aparecer en los medios de comunicación para que el proceso fuera ajeno a interferencias.

"Me parece que quebrar lo que habíamos acordado es una deslealtad impropia de quien va asumir las tareas de Gobierno", ha argumentado Moreno, para quien "algunos están todavía con el chip de la oposición más que de Gobierno".

TRASPASO DE PODERES

Precisamente, sobre el traspaso de poderes y las afirmaciones de Tirado en las que aseguraba que la Junta no está facilitando información, Moreno ha explicado que se han celebrado ya seis reuniones en las que se ha trasladado la petición de información del PP a diferentes consejerías.

La siguiente reunión, ha apuntado Moreno, estaba prevista para el lunes con el fin de dar al PP la información que ha pedido sobre Sanidad. Sin embargo, ha afirmado que ha dado instrucción de paralizarla hasta que no se reúna con los consejeros en funciones para analizar la situación porque no está dispuesto a que los 'populares' hagan "un doble juego desleal".

No obstante, Moreno ha señalado que sí se mantiene en pie de momento el encuentro previsto para el martes al que acudirá él mismo y Vicente Tirado, aunque ha advertido al PP de que si continúa con esta actitud "suspenderá todas" las reuniones.