La Junta concedió a Ojeda 5 millones en subvenciones fraudulentas

Días antes de las autonómicas de 2012

nacional

| 18.08.2014 - Actualizado: 14:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Junta de Andalucía dio más de 5 millones de euros en subvenciones fraudulentas al exconsejero Ángel Ojeda. Fue días antes de las autonómicas de 2012 y sólo una semana después de que Susana Díaz fuera nombrada consejera en el Gobierno que presidía José Antonio Griñán.

Cuatro días antes de las elecciones autonómicas de 2012, la Junta adjudicó cinco millones trescientos mil euros a siete fundaciones y ONG´s de Angel Ojeda. Las ayudas (para supuestos cursos de formación) se camuflaron en 18 subvenciones distintas, con cantidades entre los 87.000 y 900.000 euros.

El gobierno andaluz esperó a que pasaran las elecciones de marzo para publicarlo en el Boletín Oficial: un mes más tarde oficializó la primera, y tres expedientes más, una semana después de que Susana Díaz fuese nombrada Consejera de Presidencia.

Las subvenciones que recibió Ojeda para formar a parados -y que luego desviaba a sus sociedades- las firmaba su cuñada, Teresa Florido, entonces alto cargo en la Consejería de Empleo. Más de cinco millones de euros que la Junta eximió de justificar al exconsejero de Hacienda en diciembre. En total, le exoneró de justificar 45 subvenciones, que Ojeda siguió captando incluso cuando ya era investigado por la UDEF.

Más de cinco millones de euros en ayudas fraudulentas que la Junta eximió de justificar al exconsejero de Hacienda en diciembre de ese año. En total, le exoneró de justificar 45 subvenciones, que Ojeda siguió captando incluso cuando ya era investigado por la UDEF. Un montante final de 50 millones defraudados, de los que ocultó una parte en un paraíso fiscal de Luxemburgo.

Un montante final de 50 millones defraudados, de los que ocultó una parte en un paraíso fiscal de Luxemburgo. Para ello, informa hoy el diario ABC, creó una red de 24 empresas, diez de ellas con sede social en su casa de Sevilla. Una de ellas fue desmantelada sin dejar rastro horas después de su detención el pasado 6 de agosto. La Junta ha anunciado un comunicado sobre el caso en las próximas horas, así como una nueva Ley de Formación.