La jueza Palacios expulsa a tres etarras de su juicio por gritar "gora ETA"

nacional

| 23.01.2012 - 15:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El juicio contra los miembros del 'comando Otazua' Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxebarria ha desembocado este lunes en un violento altercado en la Audiencia Nacional que ha incluido gritos de "Gora ETA", "Jo Ta Ke" (Dale Duro) e insultos al tribunal, que han provocado el desalojo de la sala de los acusados y del público asistente.

El enfrentamiento se ha desencadenado a raíz de la declaración de uno de los guardia civiles que asistieron a la declaración de los tres presuntos etarras tras su detención. El agente ha explicado que los tres arrestados testificaron "libre y voluntariamente" y dieron detalles de su participación en los hechos juzgados, en concreto, el intento de asesinato en octubre de 2007 en Bilbao del concejal del PSE-EE de Galdakao, Juan Carlos Domingo, y su escolta, Gabriel Ginés.

Una vez finalizada la declaración, uno de los acusados, Daniel Pastor, ha comenzado a insultar al guardia civil, desde el interior de la Sala, donde asistía al desarrollo de la vista oral junto a sus dos compañeros de comando y custodiados por cuatro policías.

La presidenta del tribunal, Teresa Palacios, pidió entonces refuerzos y ordenó su desalojo a la urna blindada. La resistencia mostrada por Pastor suscitó el apoyo de Etxebarria y Pastor, que también fueron levantados por los agentes para ser trasladados a la zona acristalada. En un movimiento masivo y unánime, la situación provocó el respaldo del público asistente -- una decena de familiares y amigos de los acusados-- que comenzaron a jalearles y a gritar "Jo ta Ke", "Aupa", mientras se levantaban, mostraban su apoyo con el puño en alto e intentaban acercarse al cristal que les separaba de ellos.

Los acusados continuaron con su actitud desde la urna blindada. Pastor gritó 'Gora ETA' y se resistió a que le pusieran las esposas. "Aunque me pongas las esposas no me vas a callar", ha dicho. "Me dais asco", gritaba, rodeado por los policías.

La actitud evidentemente violenta de los familiares condujo a los agentes presentes en la zona reservada para público y prensa a desalojarles del edificio.

Por su parte, la juez Palacios decidió ordenar que se condujera a los acusados a los calabozos y se continuara el juicio sin su presencia.

La asociación Dignidad y Justicia ha anunciado este lunes que se querellará contra los tres presuntos miembros de ETA Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxebarria por la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo tras el violento altercado desencadenado en el juicio en su contra en la Audiencia Nacional donde al menos uno de los acusados profirió gritos de "Gora ETA".