Detenido un joven por su presunta participación en la agresión al consejero murciano

El consejero Cruz continúa estable y evoluciona favorablemente en el Hospital Reina Sofía de Murcia

Un centenar de personas se concentran ante la Consejería de Cultura en protesta por agresión contra Cruz

Valcárcel cree que la agresión al consejero murciano proviene "de la izquierda" que es "poliédrica"

El padre del consejero Cruz asegura que su hijo les comentó que "estaba siendo seguido"

nacional

| 17.01.2011 - 13:55 h
REDACCIÓN
Más sobre: MurciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El joven que ha sido detenido hoy por la Policía Nacional en Murcia por su presunta implicación en la agresión al consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, pasará a disposición judicial previsiblemente mañana, han señalado a EFE fuentes cercanas a la investigación.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha informado de que este joven es el único detenido hasta el momento en relación a este caso, cuyas diligencias, declaradas secretas, las ha abierto hoy el titular del juzgado número 2 de Murcia.

Pedro Alberto Cruz fue asaltado el pasado sábado a las puertas de su vivienda, en la céntrica plaza Cánovas del Castillo de Murcia, por tres personas que, tras increparle e insultarle, le golpearon en la cara con un puño de acero, y le causaron lesiones en el hueso malar y el suelo orbitario izquierdo, de las que tuvo que ser operado esa noche en el hospital Reina Sofía, donde continúa ingresado.

Los tres agresores se dieron a la fuga y se inició una investigación policial que ha llevado hoy a la detención de uno de ellos, cuya identidad no ha trascendido.

Fuentes cercanas a la investigación han confirmado a EFE que la Policía Nacional ha practicado también un registro en la vivienda del detenido, en Murcia.

Los agentes, que interrogaron el fin de semana al único testigo de la agresión, un vecino del consejero que presenció los hechos desde el balcón de su casa, continúan esta tarde con las diligencias policiales y recabando el testimonio del arrestado, por lo que no se descarta que en las próximas horas puedan producirse nuevas detenciones.

A las puertas de la Jefatura Superior de Policía de Murcia se encuentran numerosos medios de comunicación interesados en ampliar información sobre este caso, del que la Delegación del Gobierno no ha facilitado hasta el momento detalles.

Cuando concluya la declaración ante la policía y se instruyan las diligencias policiales del caso, el detenido será puesto a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Murcia.

En las horas transcurridas desde la agresión, la Policía Nacional también ha recabado fotografías de participantes en las manifestaciones celebradas en las últimas semanas en Murcia contra los recortes salariales a los empleados públicos, que han mostrado al consejero Cruz para tratar de identificar a los agresores.

Según el consejero de Justicia de Murcia, Manuel Campos, este tipo de agresión, a un miembro de gobierno, está tipificado en el Código Penal con una condena de entre seis y nueve años de prisión.

La agresión a Pedro Alberto Cruz es el colofón a tres semanas de protestas sindicales por el ajuste del Gobierno murciano en aplicación del recorte del déficil público decretado por el ejecutivo de Zapatero. Protestas, agresiones y amenazas que comenzaron en diciembre y que ha llevado a los sindicatos a hacer un seguimiento continuo al presidente muricano y a sus consejeros.

EL PADRE DICE QUE LE ESTABAN SIGUIENDO

Por su parte, el padre del consejero ha asegurado este lunes, a las puertas del departamento que su hijo dirige, que días antes de la agresión el consejero comunicó a sus padres que creía estar siendo perseguido, y a pesar que ambos le aconsejaron que denunciara, "él no concebía que hubiese gente que pudiera hacer eso".

A preguntas de los medios congregados a las puertas de la Consejería de Cultura en protesta por la "brutal" paliza cometida al titular de este departamento, el padre apostilló que su hija "sí estaba siendo seguido". Además, subrayó que "este hecho estaba premeditado y preparado, eligiendo el día y la hora en el que por esa calle no pasa nadie".

Incluso, indicó, "posibles testigos que podía haber en un supermercado próximo, donde se ve lo que ocurre perfectamente en la calle, esa tarde estaba cerrado". "Estaba totalmente premeditado, ha sido un atentado premeditado", señaló el padre del consejero, al tiempo que manifestó que "ha sido una acción fascista".

"La agresión y el acabar con el derecho a la libertad es fascismo puro duro venga de la extrema derecha o la extrema izquierda, venga del lado que venga", recalcó. Finalmente, Cruz apostilló, "no quiero tener ni un hijo mártir ni un hijo héroe, solo quisiera tener un hijo que no estuviera lesionado, sencillamente eso".

Pedro Alberto Cruz aún no puede abandonar el hospital, aunque evoluciona favorablemente, no perderá el ojo que tiene afectado, pero tanto esta lesión como la que le destrozó la mandíbula aconsejan que siga disponible para nuevas pruebas. Hoy el consejero de Cultura y Turismo muriciano que espera estar el jueves en la feria de Fitur.

DISCREPANCIAS POLITICAS

Mientras la Policía sigue con las diligencias de la investigación, los partidos políticos mantienen sus desavenencias sobre las causas de la agresión, pues si el PP encuentra en el incidente una motivación política, el PSOE pide que no se vincule a la organización con unos hechos que han censurado.

Así, el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha afirmado que "no cabe otra interpretación que el móvil exclusivamente político", toda vez que, según sus palabras, la agresión la ha sufrido un político "al grito de 'consejero cabrón' y 'sobrinísimo'".

Para Valcárcel, los golpes a Cruz no guardan relación con los diferentes actos de protesta que los sindicatos, con la participación de algunos integrantes del PSOE de Murcia, vienen organizando desde que el Gobierno regional aprobara un plan de recorte del déficit.

También ha criticado a la izquierda por alentar un clima de crispación principalmente desde páginas web, palabras que IU y otras formaciones comunistas han rechazado.

El ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha considerado "intolerable" que el PP "señale" a su partido, por lo que ha apelado al "sentido común y la responsabilidad" para que los populares no echen "más leña al fuego", pues luego circunstancias como las que sufrió Cruz son "muy difíciles de controlar".

Blanco ha condenado "sin paliativos" la agresión, como también ha hecho el secretario de Organización de los socialistas, Marcelino Iglesias, para quien el PSOE no aceptará insinuaciones que vinculen al partido con los hechos.

A juicio del presidente de Aragón, es una "grave irresponsabilidad" que algunos dirigentes del PP hayan criticado la "inacción" del Gobierno.

Otro de los focos de disputa política es el papel del delegado del Gobierno en Murcia, cuya dimisión ha pedido primero el PP en la Región y luego el presidente del partido, Mariano Rajoy, para quien "no debe seguir ni un minuto más" en el cargo.

La número dos del PP, María Dolores De Cospedal, ha opinado que el delegado del Gobierno ha actuado hasta la fecha como "representante del Partido Socialista" y que sigue manifestándose como tal.

También ha pedido la dimisión la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, quien, a su vez, ha criticado "el ambiente nefasto" que a su entender han propagado especialmente el PSOE y los sindicatos.

Los populares, además, preguntarán en el Congreso y en el Senado qué es lo que ha hecho el Gobierno para garantizar la seguridad y la integridad de los miembros del Ejecutivo murciano desde que comenzaran las protestas por los ajustes.

Rajoy ha revelado que el pasado sábado llamó por teléfono al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, para informarle de los hechos.

En Murcia, la candidata socialista a la Presidencia, Begoña Retegui, se ha mostrado más conciliadora, y por ello, tras reiterar su condena de los hechos, ha destacado que sólo importa la salud del consejero y la detención de los agresores.