La investigación del robo de 1.800 bombonas descarta totalmente el móvil terrorista

Investigan el robo de un camión de bombonas de butano en Vicálvaro

nacional

| 31.12.2017 - 13:28 h

EFE

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía tiene ya muy avanzadas las investigaciones del robo el pasado día 8 de más de 1.800 bombonas de butano y propano en Madrid y ya ha descartado totalmente que el móvil tuviera alguna relación con el terrorismo o grupos radicales yihadistas, según han dicho a Efe fuentes cercanas a las pesquisas.

Una investigación que comenzó después de que un responsable de Repsol Butano -en cuya sede de la calle Boyer de Madrid, en el distrito de Vicálvaro, se produjo el robo- denunciara la sustracción de 1.193 bombonas de propano y 650 de butano, así como de 52 jaulas en las que suelen colocarse y dinero en efectivo.

El suceso tuvo lugar en pleno puente de la Constitución y la Inmaculada y desató todas las alarmas, ya que era inevitable recordar la explosión en el chalé de Alcanar (Tarragona), donde los terroristas que horas después atentaron en Barcelona y en Cambrils tenían 100 bombonas con las que presuntamente querían causar una masacre.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid dio absoluta prioridad a la investigación del robo de las más de 1.800 bombonas, una ingente cantidad que había desaparecido en las fechas previas a las numerosas celebraciones navideñas de Nochebuena, Nochevieja y Cabalgata de Reyes, que congregan a miles de personas.

De este modo, los máximos responsables de la Jefatura encomendaron la investigación a la Brigada Provincial de Información, encargada entre otras cosas, de la lucha en Madrid contra el terrorismo yihadista.

Pese al hermetismo sobre el desarrollo de las pesquisas, que llevan a cabo algunos policías que se dedican a perseguir y neutralizar radicales islamistas, las fuentes consultadas por Efe aseguran que el trabajo está siendo frenético.

Y añaden que la investigación, dirigida por la autoridad judicial ha tenido dos objetivos: el primero de ellos, el más importante, era descartar que terroristas estuvieran detrás del robo de las bombonas, y el segundo, detener a los culpables.

Aunque se sigue trabajando para arrestar a los autores de la sustracción, con líneas de investigación muy avanzadas, las fuentes precisa que lo que sí puede asegurar es que "se descarta por completo la participación en ningún plano de individuos relacionados con ámbitos radicales o terroristas".

Un extremo que las fuentes consideran de "una gran importancia".