La hija de Isaias Carrasco no cree que el arrepentimiento de la izquierda abertzale sea "sincero"

Arriola dice que tienen que "empezar a llamar a las cosas por su nombre"

nacional

| 04.03.2012 - 20:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La hija del exconcejal del PSE-EE Isaias Carrasco, asesinado por ETA hace cuatro años, no cree que el arrepentimiento de la Izquierda Abertzale sea "sincero y espontáneo" y ha considerado que "llega tarde". Además ha recordado que ETA aún no ha entregado las armas y ha destacado que "las heridas son profundas y sólo el tiempo y actitudes más humanas y menos soberbias lograrán que el dolor sea más llevadero".

Sandra Carrasco ha realizado estas afirmaciones en la ofrenda floral desarrollada en la calle de Arrasate donde fue asesinado su padre, en el que han estado acompañada por sus dos hermanos, Ainara y Hadei, su madre, Marian Romero, y su abuela.

También han estado presentes numerosos cargos del PSE-EE como el consejero de Interior, Rodolfo Ares, el secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Iñaki Arriola, el portavoz de PSE-EE, José Antonio Pastor, el diputado en el Congreso, Odón Elorza, o la portavoz socialista en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Rafaela Romero, entre otros. También han estado presentes ediles de EA en Mondragón y una representante del PNV.

El acto ha contado con la presencia también del secretario general de UGT-Euskadi, Dámaso Casado, central sindical de la que Carrasco era afiliado, así como familiares de víctimas del terrorismo.

En su intervención, Sandra Carrasco ha relatado que en estos cuatro años desde la muerte de su padre su familia ha tenido que sufrir "desprecio, intolerancia, vacío, ignorancia y dolor" y ha agradecido a su progenitor y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado" el que se que se jueguen la vida para "acabar con esta gentuza".

De este modo, ha señalado que "el camino ha sido largo y doloroso pero por fin parece que va llegando a su fin". "Cuando conocí el anuncio de ETA me hubiera gustado llorar de alegría, pero por las circunstancias que me tocó vivir lloré de rabia, de impotencia por tanta sangre derramada en vano. Por tantas lágrimas y sufrimiento inútil y familias destrozadas", ha indicado para preguntarse después "de qué ha servido todo esto; de nada".

A su juicio, resulta "un poco contradictorio" el que, pese a haber anunciado el cese definitivo de la violencia, siga habiendo detenciones de miembros de ETA con "armamento y material explosivo". "A eso hay que añadirle el que no han entregado las armas ni mostrado ningún tipo de arrepentimiento, cosa que creo que es crucial para su total credibilidad", ha subrayado.

Para Carrasco, en esta nueva etapa se han dado pasos hacia una "normalización, pero no para una convivencia pacífica y en armonía", ya que ha considerado que estos pasos sólo pueden llegar del reconocimiento a las víctimas y al recuerdo no al olvido.

"La Izquierda Abertzale quieren hacernos ver los hechos desde su punto de vista, pero ni mi familia ni yo sentimos que su arrepentimiento sea sincero, ni espontáneo. No les creemos antes y tampoco ahora. Si así fuese para nosotros llega tarde", ha indicado para añadir que "las heridas son profundas y sólo el tiempo y actitudes más humanas y menos soberbias lograrán que el dolor sea más llevadero".

ARRIOLA

Por su parte, el secretario general del PSE-EE de Guipúzcoa, Iñaki Arriola, ha recordado a Isaías Carrasco como un "hombre de bien", que fue concejal en momentos "difíciles en los momentos que había que jugársela" para sacar adelante pueblos con Arrasate, "que necesitaban y siguen necesitando" de las presencia de los ediles socialistas para representar "a la clase trabajadora". En su opinión, ETA lo asesinó porque era "un blanco fácil" al ser una "persona indefensa".

"Los que ahora manifiestan sus profundo pesar por las consecuencias de la acción armada de ETA y lamentan que su posición política supusiera un sentimiento de humillación para las víctimas, hace solo cuatro años se negaron a condenar el asesinato de Isaías", ha remarcado el dirigente socialista.

De este modo, ha recordado que el ex edil de Arrasate fue asesinado "no en un enfrentamiento armado" sino "a sangre fría, cobardemente, sin darle tiempo para tener la más mínima oportunidad de defensa".

Por ello, ha insistido en que, para poder creer en la "sinceridad" de la Izquierda Abertzale, tienen que "empezar a llamar a las cosas por su nombre, al pan, pan, y al asesinato cobarde y ventajista, asesinato cobarde y ventajista, no consecuencia dolorosa de una acción armada de ETA".

Arriola ha señalado que, a este acto de homenaje, el PSE-EE "no ha invitado o dejado de invitar a nadie". "Aquí estamos los que hemos querido estar y a nadie le hemos dicho que no venga, pero los que estamos aquí lo estamos sinceramente, de corazón", ha subrayado, para añadir que "si la presencia de personas aquí es algo meramente estético, no echamos de menos a nadie".

"ROMPER CADENAS"

Además, ha insistido en que si la Izquierda Abertzale "hubiera roto antes sus cadenas con el mundo de ETA" y hubiese manifestado públicamente su repulsa y condena a los atentados terroristas "seguramente en este país nos hubiéramos evitado muchos asesinatos, muchas familias rotas y mucho sufrimiento".

"Ahora dicen que manifiestan su pesar, pero durante demasiados años apoyaron o dieron cobertura social a las actividades de ETA y eso no se nos olvida", ha asegurado.

Tras insistir en que la "firmeza de los demócratas ha conseguido acabar con el terrorismo de ETA", ha afirmado que la "paz y la libertad se están abriendo camino en Euskadi", al tiempo que ha manifestado la necesidad de consolidarlas y garantizarlas para el futuro.

"Tenemos que avanzar en paz y con libertad en el camino de la convivencia, un camino en el que es fundamental el respeto a los que piensan de forma diferente, aquí los socialistas tenemos un trecho avanzado muy importante, pero otros todavía tienen mucho camino por andar", ha asegurado Iñaki Arriola, quien se ha mostrado convencido de que "ese futuro de convivencia sólo se podrá construir desde la memoria, el recuerdo y el reconocimiento a las víctimas del terrorismo y al sufrimiento de sus familias".