La Guardia Civil y Marruecos impiden que más de 500 inmigrantes entren a Melilla

La malla antitrepa ha sido "crucial" para evitar el nuevo salto masivo

nacional

| 29.06.2014 - 13:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Delegación del Gobierno en Melilla ha incidido en la efectividad de la malla antitrepa instalada por el Ministerio del Interior en el perímetro fronterizo entre la ciudad autónoma y Marruecos y ha asegurado que este sistema "ha sido crucial para evitar un nuevo salto masivo a la valla".

En una nota de prensa, la Delegación del Gobierno cree demostrada la "eficacia como instrumento pasivo" de la malla antitrepa, ya que ha sido "capaz de coadyuvar de manera decisoria en el freno y retardo de los asaltos masivos que de forma recurrente siguen sucediéndose en la frontera sur de Europa".

Además, también ha destacado la eficacia del dispositivo antiintrusión desplegado por la Guardia Civil y la cooperación de las fuerzas marroquíes.

Este intento de entrada masiva, protagonizado por unas 500 personas, es el tercero de este mes, y en los tres han tratado de saltar la valla unos 1.900 inmigrantes, ninguno de los cuales lo ha conseguido.

Respecto al intento de hoy, la Delegación del Gobierno ha informado de que se ha producido sobre las 05.30 horas, cuando un grupo de unos 500 inmigrantes de origen subsahariano se han aproximado a la carrera a la frontera melillense tras agazaparse en la zona marroquí de Barrio Chino, próxima al monte Gurugú.

El intento de salto masivo ha quedado frustrado, sin que ninguno de ellos haya logrado acceder a territorio español.

Un centenar de ellos sí ha conseguido encaramarse en la valla exterior, "pero no superar el dispositivo antiintrusión, por lo que finalmente desistieron de su actitud y volvieron a adentrarse hacia Marruecos", según la Delegación.

ESTA VEZ, SIN HERIDOS

El resto de los inmigrantes, al verse imposibilitados para escalar la valla "por la eficacia de la malla antitrepa", optaron por correr en paralelo al vallado hacia la zona de Beni-Enzar, lo que obligó a cerrar durante un tiempo el paso internacional entre Melilla y Marruecos.

La Delegación del Gobierno no tiene constancia de que haya habido heridos ni entre los inmigrantes ni entre los agentes de la Guardia Civil que conformaron el dispositivo antiintrusión, auxiliados por el helicóptero asignado a la vigilancia fronteriza y apoyados por los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) destinados a Melilla como refuerzo.

Poco antes de las 07.00 horas, el nuevo intento de salto masivo a la valla se encontraba totalmente neutralizado.

Fuentes policiales han apuntado la posibilidad de que la presión migratoria sobre Melilla se incremente durante el mes sagrado de Ramadán, que ha empezado hoy, algo que ha ocurrido en los años anteriores.