La Guardia Civil detiene al responsable de una estafa en la compra de oro

Hacían creer a las víctimas que la mercancía que entregaban pesaba menos

Se estima que el número de víctimas de esta estafa podría acercarse al millar

Durante el año 2011 la Guardia Civil realizó más de 17.000 inspecciones en establecimientos de compra-venta de oro

nacional

| 16.02.2012 - 10:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido al propietario de un establecimiento de compra-venta de oro ubicado en Vícar (Almería) y ha imputado a tres de sus empleados por los delitos de estafa y falsedad documental.

Engañaban a los clientes del establecimiento, haciéndoles creer que el peso de la mercancía que entregaban era inferior al real, obteniendo con ello unas ganancias cercanas a los 100.000 euros, sin ningún tipo de control fiscal.

Se estima que el número de víctimas de esta estafa podría acercarse al millar.

La investigación comenzó el pasado mes de octubre, cuando se detectaron las posibles estafas realizadas en dicho establecimiento al abonar a los clientes menos dinero del que constaba en las facturas y en el libro de registro del mismo.

A partir de ese momento se inició el control de las actividades llevadas a cabo en ese negocio y se constató que R.F.M., de 28 años de edad, vecino de la localidad jienense de Andujar y responsable de este comercio, había dado instrucciones precisas a sus empleados para que llevaran a cabo las acciones ilegales que ahora se les imputan.

MODUS OPERANDI

El gerente de la empresa anunciaba campañas publicitarias donde llegaba a ofertar hasta 38 euros por cada gramo de oro, para atraer así a los clientes.

Una vez en el local, las dependientas pesaban la mercancía que les ofrecía el cliente, diciéndole a éste que su peso era muy inferior al que realmente marcaba la báscula, sin mostrarle el resultado del pesaje. Tras ello, ofrecían al cliente un precio de compra por esa cantidad de oro equivalente al precio ofertado en la publicidad, aunque realmente ese dinero correspondía en una relación de 10 euros por gramo atendiendo al peso real de la mercancía.

Toda esta maniobra era desconocida por el cliente ya que, además de no conocer el peso real, firmaba una factura en blanco, donde no constaba ni el peso ni el valor de la transacción, recibiendo una cantidad de dinero en metálico mucho menor que la que realmente le correspondía. Posteriormente, tras la marcha del cliente, se plasmaba en dicha factura el peso y la cantidad real que debería haberse abonado al cliente.

La operación continúa abierta, no descartándose la implicación del detenido en otros hechos similares, teniendo en cuenta que en la actualidad R.F.M. regenta otros 7 establecimientos comerciales en Andalucía, habiendo llegado a tener hasta 19, y podría estar relacionado con un centenar de locales a nivel nacional.

Las diligencias instruidas, junto con el detenido, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería.

INSPECCIONES REALIZADAS POR LA GUARDIA CIVIL

Durante el año 2011 y ante la proliferación de establecimientos dedicados a la compra venta de oro y metales preciosos, la Guardia Civil ha intensificado las inspecciones en los mismos, ascendiendo a 17.332 las realizadas en demarcación de Guardia Civil.

Estas inspecciones se centran principalmente en el control de los libros registro de los establecimientos, donde deben figurar los datos del vendedor y las características del producto objeto de la compra-venta, con el fin de poder cotejarlo con los listados de joyas y metales preciosos robados.