La Guardia Civil descartó en 5 párrafos que el imán fuera yihadista, según El Periódico

Imán de Ripoll

nacional

| 03.09.2017 - 09:21 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil descartó en 5 párrafos que el imán Abdelbaki es Satty fuera yihadista, pese a que varios detenidos en operaciones contra terrorismo yihadista desarrolladas en España en 2005 admitieron conocerlo e, incluso, lo situaron en alguna reunión de una presunta célula, según El Periódico.

La información publicada hoy por el diario apunta a que la Guardia Civil cerró en cinco párrafos su investigación sobre la vinculación del imán de Ripoll con los yihadistas de la operación Chacal, condenados por la Audiencia Nacional y luego absueltos por el Tribunal Supremo por unas escuchas realizadas sin autorización judicial.

El informe de la Guardia Civil decía que en el domicilio de Mohamed Mrabet Fahsi, uno del los acusados por enviar terroristas a Irak, se encontró la declaración de siniestro de un vehículo y una carta de la compañía aseguradora a nombre de Es Satty.

Añadía que tenía antecedentes por detención en Ceuta por un presunto delito fiscal, posiblemente por drogas, y que Mrabet le dio dinero para pagar una furgoneta para "pasar compatriotas de forma ilegal a España".

La Guardia Civil intervino su teléfono durante un mes entre octubre y noviembre de 2005 y detectó llamadas de otros imputados, pero concluyó que aunque "existe relación directa con algunos de los integrantes de la célula desarticulada, no se ha observado que existiera vinculación con la red de reclutamiento".

Además, según El Periódico, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón habría pedido un informe sobre Es Satty, pero, finalmente, le excluyó del auto de procesamiento que dictó contra 22 presuntos yihadistas por captar terroristas para ir a Siria o Irak o ayudar a huir a algunos autores del atentado del 11-M.

ZOIDO: ESTAMOS CONVENCIDOS DE QUE LOS ATENTADOS FUERON GUIADOS DESDE FUERA

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se muestra convencido de que los atentados en la Rambla de Barcelona y de Cambrils (Tarragona) "fueron guiados desde fuera".

En una entrevista que hoy publica el diario ABC, el titular de Interior manifiesta que "la respuesta del Gobierno a los ataques fue rápida y la colaboración con la Generalitat, fluida" y añade que "los Mossos siempre defienden el cumplimiento de la ley".

Destaca Zoido que "el presidente del Gobierno viajó a Barcelona la misma tarde del atentado a pesar de la confusión de los primeros momentos y la vicepresidenta y yo también".

"Daesh reivindicó el ataque de inmediato para elevar la moral de los suyos tras sus sucesivas derrotas militares", dice Zoido, que agrega que "la imagen que ha quedado en todo el mundo es que España es un gran país, eficaz y que está unido".

Respecto a la relaciones entre los cuerpos policiales, el titular de Interior considera que "en materia de cooperación todo es mejorable, sin duda, pero la fluidez es grande".

"Toda información sensible se traslada a los Mossos o a la Ertzaintza", afirma Zoido, que estima que "no hay motivo para la queja", y quien, sobre el desafío secesionista, añade que "la respuesta será firme y prudente, adecuada a cada momento".

"Me resulta paradójico que desde el independentismo se quejen y exijan más integración en materia de seguridad y ellos quieran separar a Cataluña de España", manifiesta.