Las imágenes en las que aparece el policía Ballesteros en el bar Faisán no están manipuladas

Un nuevo informe revela que los cortes en la cinta del 'Faisán' del día del soplo son distintos al resto

nacional

| 11.04.2011 - 12:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los peritos de la Guardia Civil han ratificado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que en las imágenes en las que aparece el inspector José María Ballesteros, imputado en la causa sobre el chivatazo a ETA en el bar 'Faisán' de Irún (Guipúzcoa), "no existe manipulación ni sobreimpresión", según informaron fuentes jurídicas.

Así lo han indicado dos agentes del instituto armado que han ratificado un informe ampliatorio que concluye que los cortes que presentaba la cinta grabada el 4 de mayo de 2006, en el que se produjo el soplo, pudieron tener un carácter "intencional" y eran distintos a los que se registraron en los días anteriores y posteriores a la delación, que con mayor probabilidad fueron "accidentales".

Los peritos, que han declarado durante casi una hora, han confirmado que no existe ninguna manipulación en la cinta grabada el día del soplo entre las 11.08 y las 11.31 horas, en las que aparece el inspector Ballesteros saliendo del 'Faisán', según recogía un informe del equipo de investigación y reconoció el propio imputado en una declaración ante el juez celebrada el pasado 10 de marzo. Los investigadores creen que fue él quien habría facilitado al dueño del bar, Joseba Elosúa, el móvil con el que se produjo el chivatazo.

Los expertos del instituto armado también han ratificado que no es posible demostrar que los cortes que existen en los vídeos grabados los días 1, 3, 5, 6, 7 y 8 de mayo fueran intencionados. A diferencia de los anteriores, que no fueron "accidentales" según la Guardia Civil, los nuevos cortes analizados se produjeron por cambios de cinta, acciones de regrabado, movimientos de rebobinado y marcha adelante y en uno de los casos por la avería de uno de los equipos.

DOS CORTES EL DIA DEL CHIVATAZO

El juez Ruz encargó este informe ampliatorio en un auto dictado el pasado 10 de marzo en el que encomendaba al Departamento de Ingeniería del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil que analizara el contenido de un total de cinco cintas de vídeo VHS grabadas por el equipo investigador, que dirigía el inspector Carlos G.

La cinta del día del chivatazo presentaba dos cortes de tres minutos y 16 segundos, respectivamente. El primero correspondería, teniendo el cuenta el desfase horario de tres minutos que tenía el reloj de la cámara, a la grabación que se realizó entre las 10.52 y 10.55 horas del 4 de mayo de 2006 y el segundo, de 16 segundos, comprendería entre las 11.11.12 horas hasta las 11.11.28. Según la Fiscalía, la supuesta 'filtración' pudo producirse entre las 11.10 y las 12.00 horas de ese día.

INFORME DEFINITIVO DE CONCLUSIONES

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 también está a la espera de que los cinco miembros del equipo investigador le remitan su informe definitivo de conclusiones, que tendrá que ser ratificado en los próximos días.

Además, el equipo de Carlos G. le tiene que presentar una infografía animada que refleje la "secuencia de los hechos investigados", así como un croquis en el que figure la ubicación del bar, del inmueble donde se encontraba situada la cámara de grabación y del edificio de la aduana, así como las cabinas telefónicas y la gasolinera situada en las cercanías del 'Faisán'.

En la causa están imputados por un delito de colaboración con organización terrorista (penado con hasta 10 años de cárcel) y otro de revelación de secretos (con penas de 3 años) el ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo; el jefe superior de Policía del País Vasco; y el inspector José María Ballesteros.