La Guardia Civil registra el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat

Los agentes dejaron sin servicio este centro antes de la celebración del referéndum ilegal del 1-O para impedir el voto telemático y el recuento

nacional

| 20.10.2017 - Actualizado: 17:56 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha finalizado su actuación de este viernes en la sede del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat en busca de correos electrónicos de un mando de los Mossos d'Esquadra de Lleida, han informado fuentes judiciales y del CTTI.

La acción se enmarca dentro de la causa secreta que investiga el Juzgado de Instrucción 4 de Lleida por supuesta inacción de Mossos en hechos del 1 de octubre, en la que el magistrado ha oficiado a la Guardia Civilque los correos electrónicos de un mando de la comisaría de Ponent de Mossos, ha informado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en un comunicado. La Guardia Civil se personó el jueves en la comisaría de Ponent de los Mossos d'Esquadra en Lleida para obtener los datos de las comunicaciones de dos mandos del cuerpo y un agente que participaron en la coordinación del dispositivo del referéndum del 1-O.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que el registro al CTTI es por orden del titular del juzgado de instrucción número 4 de Lleida que ayer mismo también requirió a la Guardia Civil a personarse en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de esta provincia para obtener las grabaciones de la centralita de comunicaciones y volcar el contenido de los teléfonos móviles de dos mandos.

El juez de Lleida mantiene en secreto esta investigación, una de las que se han abierto en una veintena de juzgados catalanes sobre la supuesta pasividad de los Mossos a la hora de cumplir con las órdenes del TSJC para impedir la votación del 1-O, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

CAUSA SECRETA

"Dentro de la causa secreta que investiga el juzgado de Instrucción 4 de Lleida por supuesta inacción de Mossos en hechos del 1 de octubre, el magistrado ha oficiado a la Guardia Civil para que hoy obtenga del CTTI (Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información) correos electrónicos de un mando de la comisaría de Ponent de Mossos", ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Fuentes del CTTI han confirmado a Efe sobre las 9,30 horas que ningún agente de la Guardia Civil se había presentado todavía en la sede del centro. La presencia de la Guardia Civil en el CTTI se produce un mes y medio después de que llevara a cabo otra entrada, el día de antes del referéndum del 1-O, para hacerse con el control del servicio de votación telemático para dicho referéndum.

Agentes de la Guardia Civil acudieron el 30 de septiembre al CTTI para comprobar si se habían bloqueado el acceso a 29 aplicaciones informáticas que gestionaban bases de datos y que se pretendían usar en el referéndum del 1-O, como había ordenado el TSJC. El TSJC había ordenado a la Generalitat que suspendiera los servicios informáticos que había activado dentro de un plan para facilitar el voto telemático en la jornada del referéndum del 1-O, que se iba a materializar con una aplicación llamada 'evot'.

Unos días antes, el 20 de septiembre, la Guardia Civil había detenido a catorce personas, entre ellas varios altos cargos del Govern, y practicó 22 registros en conselleries, instituciones de la Generalitat y naves para recabar indicios relacionados con el referéndum del 1-O. Entre esos arrestados se encontraba el presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), Jordi Puigneró.

PROTESTA DE UNOS 50 TRABAJADORES

Unos 50 trabajadores del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat se concentran desde poco antes de las 11 horas de este viernes a las puertas de este organismo para protestar contra la presencia de agentes de la Guardia Civil en busca de correos electrónicos que contengan información sobre el 1-O.

Los trabajadores se han concentrado en la calle, cortando la circulación de vehículos, detrás de una bandera de Cataluña, tal como ya hicieron el pasado 20 de septiembre cuando la Guardia Civil detuvo al director de Estrategia e Innovación del CTTI, Josuè Sallent.

Los agentes de la Guardia Civil han llegado al CTTI este viernes en un vehículo sin rotular por orden del juzgado de instrucción número 4 de Lleida en el marco de la causa secreta que investiga la supuesta inacción de los Mossos d'Esquadra en el referéndum del 1-O.