La gestora del PSOE no hará "cambios drásticos" en los grupos parlamentarios

Javier Fernández presidirá este martes la reunión del Grupo Socialista en el Congreso

nacional

| 03.10.2016 - 13:58 h
REDACCIÓN

Los portavoces del PSOE en el Congreso y el Senado, Antonio Hernando y Óscar López, considerados personas de confianza del dimitido secretario general Pedro Sánchez, continúan en su cargo, según el presidente de la gestora, Javier Fernández, que ha asegurado que no habrá "cambios drásticos" en los próximos días. El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, acudirá este martes a la reunión del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso para exponer a los diputados y senadores cuáles son sus planes al frente del partido tras la dimisión del hasta ahora secretario general, Pedro Sánchez.

La previsión de Fernández, según ha comentado en la rueda de prensa posterior a la primera reunión ordinaria que ha mantenido la gestora, es hacer algunos cambios "en su momento" en los grupos del Congreso y del Senado, si bien ha asegurado que no serán "drásticos". "Puede haber algún cambio, pero no una revolución", ha apuntado.

En todo caso, ha querido dejar claro que la gestora no ha tomado aún ninguna decisión sobre las direcciones de los grupos y sobre sus respectivos portavoces en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo, quienes ya han puesto su cargo a disposición del partido.

NO HABRA LIBERTAD DE VOTO

Con todo, la idea del presidente asturiano es dar cuenta a sus compañeros de los primeros pasos que la gestora tiene previsto dar antes de convocar oficialmente un nuevo Comité Federal donde abordar cuál será la postura del PSOE ante una hipotética investidura del 'popular' Mariano Rajoy. Aunque no ha querido adelantar cuál debería ser el papel de los socialistas, llegado el caso, sí ha comentado, a título personal, que unas terceras elecciones sería el peor de los escenarios posibles, máxime después de la debacle que las encuestas publicadas este lunes pronostican al PSOE.

Lo que sí que ha querido dejar claro, y previsiblemente así se lo trasladará a los diputados y senadores, es que no se contempla dar libertad de voto en el Grupo Socialista --"No me lo he planteado ni me lo planteo", ha dicho-- y que lo que hace falta ahora en el partido es apaciguar los ánimos.

TENSION EN LA ULTIMA REUNION

A la reunión de este martes están citados todos los parlamentarios, pero está por ver si el exsecretario general, Pedro Sánchez, que este mismo lunes ha informado de que no renuncia a su escaño en el Congreso, acudirá a la misma ya como diputado de base por Madrid.

La última vez que los parlamentarios del Grupo Socialista se reunieron fue el pasado martes, un día después de que Sánchez presentara su hoja de ruta para la celebración de un congreso en diciembre, con primarias el 23 de octubre.

En ese encuentro, uno de los más tensos de los últimos años, fueron mayoría las voces que se posicionaron en contra de la propuesta del entonces líder socialista. Veinticuatro horas después, 17 miembros de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE presentaban su renuncia para forzar la caída del líder.