La Generalitat reducirá la jornada interinos y suprimirá beneficios sociales

Artur Mas

nacional

| 16.12.2011 - 16:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Acabada la negociación con los sindicatos sin acuerdos, la Generalitat ha confirmado hoy que promoverá la reducción de jornada a los interinos, suspenderá el complemento por productividad de los empleados públicos y dejará de aportar en 2012 fondos al plan de pensiones.

El Departamento de Gobernación ha recogido en un documento las medidas de contención y reducción de gastos en materia de personal de la administración pública para el próximo año, tras considerar que los sindicatos han roto este mediodía las negociaciones y con la intención de reflejar estas directrices en el proyecto de presupuestos de la Generalitat, que aprobará el ejecutivo el próximo martes.

El Govern considera que las medidas buscan incrementar la productividad y "adaptar las condiciones laborales al actual contexto socioeconómico". Entre ellas, las revisiones de las plantillas de interinos son las que han suscitado mayor controversia entre los agentes sociales.

Por un lado, la Generalitat se compromete a no suprimir puestos de trabajo entre los interinos por razones presupuestarias, siempre que los puestos sean considerados "estructurales". Por otro, anuncia una "reducción de jornada con reducción proporcional de las retribuciones", que disminuiría en un tercio de las horas actuales, según fuentes de la consellería.

Los empleados públicos dejarán de percibir el próximo año el complemento salarial por productividad, mientras que el personal estatutario del Instituto Catalán de la Salud (ICS) verá reducirse a la mitad los importes máximos en dirección por objetivos.

El documento del ejecutivo descarta aprobar nuevas ofertas de contratación pública, contempla suspender las convocatorias aprobadas que todavía no habían sido convocadas y suprime temporalmente las ayudas en concepto de fondo de acción social.

Del mismo modo, se potenciarán las excedencias, se modificarán las jornadas especial para cuidar a los hijos, se reducirá el límite de días de asuntos personales a seis jornadas al año y se acortarán los periodos por incapacidad temporal en los que se percibe la totalidad del salario, siempre que no sean casos de enfermedad profesional o accidente laboral.

Según el documento, otra de las medidas que promoverá el gobierno de CiU es acabar durante 2012 con las ayudas a las comidas en horario laboral, por lo que los empleados públicos podrán acogerse a un horario intensivo. Del mismo modo, se reducirá en media hora la pausa para comer.

Las horas extraordinarias se verán restringidas en la administración pública catalana a casos "excepcionales" previamente autorizadas, mientras que las peticiones para seguir trabajando más allá de los 65 años serán denegadas, al menos, durante los próximos tres años.

Asimismo, el paquete de medidas suprimirá las subvenciones sindicales.

Un portavoz de la consellería ha asegurado a Efe que el ejecutivo autonómico ve ahora el conjunto de reuniones como una "oportunidad perdida" de consensuar medidas y buscar su mínimo impacto en el empleado público.