La Fiscalía solicita una fianza de 8,2 millones de euros a Urdangarin y Torres

El abogado de Urdangarin dice que no sabe si su defendido puede afrontar fianza

La Fiscalía encuentar centenares de facturas falsas y duplicadas en las cuentas de Nóos

nacional

| 21.11.2012 - 13:53 h
REDACCIÓN

La Fiscalía Anticorrupción ha entregado hoy al juez del caso Nóos su petición de fianza de casi 8,2 millones de euros para el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su exsocio Diego Torres para cubrir posibles responsabilidades civiles derivadas de las condenas que les podrían imponer por este caso. En el escrito, presentado a mediodía de hoy en los juzgados de Vía Alemania de Palma, se solicita que se incoe una pieza separada de responsabilidad civil pecuniaria y que ambos imputados presenten la cantidad con carácter solidario de 8.189.448 euros.

A partir de ahora, el juez debe decidir si acepta la cantidad solicitada tanto por el fiscal y también por la acusación popular, representada por Manos Limpias, o la rebaja a una cantidad que podría rondar entre los 5 y 6 millones de euros, según las fuentes jurídicas.

En esta causa se investiga el supuesto desvío al Instituto Nóos, presidido por Urdangarin y Torres, de unos 5,8 millones de euros de dinero público, de las comunidades de Baleares y Valencia, entre 2004 y 2007.

La fianza civil, que se diferencia de la penal en que no comporta el ingreso en prisión en caso de impago, tiene en este caso como objetivo garantizar que los imputados abonarán el dinero público supuestamente malversado en caso de ser condenados en juicio.

Esta medida cautelar se destina a cubrir las posibles responsabilidades civiles si Urdangarin es condenado de algún delito de corrupción, que en este caso se traduce en el dinero supuestamente malversado que tendría que devolver a los gobiernos balear y valenciano.

Aunque la fianza asciende a casi 8,2 millones, el fiscal Horrach ha calculado que el duque de Palma, junto a su exsocio, se apropió en realidad de alrededor de 6 millones de euros públicos.

Esto se explica porque a ese dinero hay que añadir un tercio de la cantidad total, margen obligado establecido por el artículo 589 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

EL ABOGADO DE URDANGARÍN NO SABE SI SU CLIENTE PUEDE AFRONTAR LA FIANZA

El abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha reiterado hoy que le parece "exagerada" una fianza de 8,2 millones para su defendido y su exsocio Diego Torres, y ha indicado que desconoce cuáles son las finanzas de su cliente para saber si podría hacer frente a esta cantidad.

Preguntado hoy por los periodistas a las puertas de su despacho, Pascual Vives ha reiterado que le parece "exagerada" la fianza que solicita el fiscal, "porque es muy grande", aunque ha recalcado que sobre esta petición no le "consta nada". "Parece que saben ustedes más que yo", ha manifestado.

Tras afirmar que sus conversaciones con Urdangarin "son discretas", el letrado ha respondido que no conoce las finanzas de su defendido al ser preguntado sobre si el duque de Palma podría hacer frente a la fianza.

"No lo sé", ha insistido el abogado, quien ha reconocido que prefería no hablar y que tenía "más ganas de estudiar, de conocer y de escribir".

LA FISCALÍA ENCUENTRA CENTENARES DE FACTURAS FALSAS Y DUPLICADAS EN LAS CUENTAS DE NÓOS

La Fiscalía Anticorrupción ha encontrado centenares de facturas falsas y duplicadas en las cuentas del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y su antiguo socio, Diego Torres, en el análisis que ha realizado para solicitar la fianza de responsabilidad civil de 8.189.448,44 euros para el yerno del Rey y su antiguo profesor.

Los fiscales encargados del caso, Pedro Horrach y Juan Carrau, aseguran que estas facturas falsas sirvieron para que Urdangarin y su socio defraudaran un total de 5.905.079 euros de los gobiernos de la Comunidad Valenciana y de las Islas Baleares, según el informe presentado este miércoles ante el instructor del caso, el juez José Castro.

Los representantes del Ministerio Público, en concreto, sostienen que los dos principales imputados del caso obtuvieron esos casi seis millones por la realización, entre los años entre 2004 y 2006, de nueve eventos, cinco en Baleares y cuatro en Valencia. Estos congresos y conferencia fueron pactados de forma verbal y al margen de cualquier expediente adminitrativo.

Entre las facturas fraudulentas destacan conceptos como la contratación de un saxofonista, que amenizó unas jornadas en Palma de Mallorca y cuyos honorarios volvieron a ser utilizados como justificante de gasto en un evento distinto en Valencia. Urdangarin y Torres llegaron a presentar en repetidas ocasiones como facturas los billetes de avión que les regaló una compañía aérea.

También, y siempre según el análisis de Anticorrupción, realizado en base a las pericias de la Agencia Tributaria, intentaron justificar el gasto de 240.000 euros con informes copiados de Internet.