La Fiscalía se querella contra Puigdemont, el Govern y Forcadell por rebelión

Según ha especificado el Fiscal General, por rebelión, sedición, malversación y delitos conexos

La Fiscalía pide fianzas de seis millones de euros en querellas por rebelión

El fiscal pide detener a los querellados si no comparecen cuando se les cite

El fiscal acusa al Govern de alentar una "insurrección" que generó violencia

nacional

| 30.10.2017 - 08:36 h

AGENCIAS

La Fiscalía se ha querellado hoy contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y el resto del Govern por delitos de rebelión, sedición y malversación en la Audiencia Nacional y ha dirigido una segunda querella al Supremo contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa que tramitaron la declaración de independencia. Así lo ha anunciado en una comparecencia sin preguntas el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien ha explicado que en las querellas se solicita que sean citados los querellados "en orden a la eventual solicitud de medidas cautelares, atendiendo a la gravedad de los hechos y de los delitos imputados".

Maza ha detallado que la primera querella ante la Audiencia Nacional se dirige contra "los principales responsables políticos de la Generalitat de Cataluña, que con sus decisiones y actos a lo largo de estos dos últimos años han producido una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia", realizada "con total desprecio a nuestra Constitución" La segunda querella se ha presentado esta misma mañana ante el Tribunal Supremo al conservar "la mayoría" de los querellados su aforamiento, como miembros la Diputación Permanente una vez disuelto del Parlament.

Esta querella se dirige contra Forcadell y contra todos los integrantes de la Mesa del Parlament que facilitaron, con sus votos, la tramitación de la declaración de independencia, tanto los aforados como miembros de la Diputación, como los que ya no lo están al verse arrastrados por la competencia del Supremo. Según Maza, la presidenta y los diputados independentistas posibilitaron con sus acuerdos "la culminación del proceso independentista" facilitando la votación de la declaración de independencia en el Parlament.

El fiscal general ha recalcado que "a partir de ahora la Fiscalía continuará ejerciendo sus funciones desde la imparcialidad y con estricta observancia de lo dispuesto en la ley, para garantizar el respeto al Estado de derecho, al orden constitucional y a nuestro sistema de convivencia, gravemente afectado por las conductas que motivan las querellas". En la comparecencia, Maza ha estado acompañado del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso; el teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas; el fiscal jefe de la Inspección de la Fiscalía, Fausto Cartagena, y del fiscal jefe de la Secretaría Técnica, José Miguel de la Rosa.

LAS QUERELLAS DE LA FISCALÍA SE DIRIGEN CONTRA VEINTE DIRIGENTES CATALANES

Las querellas presentadas por la Fiscalía por delitos de rebelión, sedición, malversación y otros conexos ante la Audiencia Nacional y el Supremo afectan a una veintena de dirigentes del proceso soberanista. Catorce de ellos eran miembros del Govern de la Generalitat, incluido Santi Vila, quien dimitió antes de que se votara la declaración de independencia.

La querella contra ellos se ha presentado ante la Audiencia Nacional al haber perdido su aforamiento tras ser cesados en aplicación del artículo 155 y haber sido disuelto el Parlament. Los otros seis son parlamentarios y cinco de ellos miembros de la Diputación Permanente, con lo que mantienen la condición de aforados y por ello la querella se interpone ante el TS.

El sexto es Josep Joan Nuet, aunque él no forma parte de la Diputación Permanente, es miembro de Catalunya Si Que es Pot y votó en contra de la tramitación de la declaración de independencia.

El listado de querellados es el siguiente: La querella presentada ante la Audiencia Nacional se dirige contra todos los que fueron miembros del Consell Executiu del Govern de la Generalitat, en la actualidad cesados:

- El expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont.

- El exvicepresidente y exconseller de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras.

- El exconseller de Presidencia, Jordi Turull.

- El exconseller de Asuntos Internacionales, Relaciones Institucionales y Transparencia Raül Romeva.

- El exconseller de Salud, Antoni Comín.

- El exconseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull.

- La exconsellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, Dolors Bassa.

- La exconsellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs.

- La exconsellera de Enseñanza, Clara Ponsatí.

- El exconseller de Interior, Joaquim Forn.

- El exconseller de Cultura, Lluís Puig.

- El exconseller de Justicia, Carles Mundó.

- El exconseller de Empresa y Conocimiento y anteriormente de Cultura, Santiago Vila.

- La exconsellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret.

La querella presentada ante el Supremo se dirige contra:

- La presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

- El exvicepresidente de la Mesa y desde julio de este año presidente del grupo parlamentario de Junts pel Sí, Lluís María Corominas.

- El vicepresidente primero del Parlament desde julio de 2017, Lluis Guinó.

- La secretaria primera del Parlament, Anna Simó.

- La secretaria cuarta, Ramona Barrufet.

- El secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet.

LA FISCALÍA PIDE FIANZAS DE SEIS MILLONES DE EUROS EN QUERELLAS POR REBELIÓN

La Fiscalía solicita sendas fianzas de seis millones de euros en las querellas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y el resto del Govern ante la Audiencia Nacional como en la presentada ante el Supremo contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa.

En ambas querellas por delitos de rebelión, sedición y malversación, el Ministerio Fiscal interesa que se les cite a todos con "carácter urgente" para declarar ante la Justicia y que "se acuerden las medidas cautelares que se estimen pertinentes para el aseguramiento de las responsabilidades pecuniarias en que pudieran incurrir los ahora querellados". De este modo, la Fiscalía pide que se incluya "la exigencia de fianza y, en su caso, embargo de bienes en la cuantía que prudencialmente se fija en un importe de 6.207.450 euros".