La Fiscalía rebaja a 7 años y medio su petición de pena para Lluís Corominas

Luis Corominas en el "juicio Tous" (Telemadrid)

nacional

| 23.05.2011 - 10:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía ha rebajado de 11 a 7 años y medio de prisión su petición de condena para el yerno de los joyeros Tous, Lluís Corominas, acusado de matar de un disparo a un presunto ladrón, que pretendía entrar a robar en el chalé de sus suegros en diciembre de 2006. En su escrito de conclusiones definitivas, el ministerio público atenúa la petición de pena para el procesado, al considerar que no existió una intención tan clara de acabar con la vida de los dos presuntos ladrones, sino que Corominas les disparó con el propósito de evitar su huida.

El relato de hechos definitivo de la Fiscalía introduce otra modificación sustancial en relación a la intención de Corominas: mientras inicialmente mantuvo que disparó a uno de los ladrones y después al otro para matarlos, finalmente el ministerio público admite que los tiros iban dirigidos al lateral izquierdo del vehículo y uno de ellos acabó alcanzando al asaltante. Esas circunstancias suponen una rebaja de un grado en la pena solicitada para Corominas, a quien la Fiscalía aplica ahora como calificadas las atenuantes de reparación del daño, por los 150.000 euros que pagó a la familia del fallecido, y de obcecación.

ACTUÓ CON LAS FACULTADES LEVEMENTE MERMADAS

Concretamente, el ministerio público considera que el acusado actuó con las facultades levemente mermadas por el "clima de inseguridad ciudadana" que se respiraba en aquellos días, por el otro intento de robo sucedido tres días antes en el chalé de los Tous y por el aviso del vigilante de la casa por la presencia de intrusos en el domicilio. Frente a la versión del acusado, que negó que fuera director de seguridad de los Tous, la Fiscalía ha retocado su calificación inicial al considerar que, pese a que legalmente no ejercía actividad profesional alguna, estaba habilitado para el cargo y actuaba en la práctica como coordinador de la seguridad privada de la familia Tous.

La acusación pública, que pedía que Corominas pagara una indemnización de 210.000 euros a la viuda y el hijo del ladrón fallecido, ha solicitado también en sus conclusiones definitivas otros 60.000 euros para los padres de la víctima.

Por su parte, la acusación particular ejercida por la familia del supuesto ladrón, que inicialmente solicitaba 14 años de cárcel, ha bajado su petición de pena a 11 años y medio de prisión al reconocer la atenuante de reparación del daño, dado que el acusado pagó 150.000 euros a la esposa y el hijo del supuesto asaltante. La familia del supuesto ladrón fallecido, Sinani Gazmend, sigue reclamando 400.000 euros de indemnización y, a diferencia de la fiscal, no reconoce la atenuante de obcecación en el procesado.