La Fiscalía pide una nueva declaración de Iñaki Urdangarin y Diego Torres | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La Fiscalía pide una nueva declaración de Iñaki Urdangarin y Diego Torres

El sobrino de Urdangarin hacía de "mensajero" con sobres que nunca abrió

Un empresario afirma que creó fundación investigada como favor a Urdangarin

Urdangarín

nacional

| 19.01.2013 - 13:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Fiscalía Anticorrupción de Baleares ha solicitado hoy que vuelvan a declarar ante el juzgado de Instrucción número 3 de Palma Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres, basándose en nuevos datos aportados a la causa que investiga el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos.

El ministerio fiscal ha registrado hoy esta petición ante el juzgado que instruye el llamado caso Nóos, de forma que requiere que vuelvan a ser citados tanto Urdangarin como Torres, que ya han prestado declaración por esta causa, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).

Urdangarin declaró ante el juez José Castro el 26 de febrero de 2012. Torres compareció ante el juez el 11 de julio de 2011, y fue citado de nuevo para el 11 de febrero de 2012 y entonces se acogió a su derecho a no declarar.

Por otra parte, un sobrino de Iñaki Urdangarin, Jan Gui Urdangarin, ha admitido hoy ante el juez que instruye el caso Nóos que hizo de "mensajero" para su tío, quien le entregaba sobres cerrados que nunca abrió, los repartía y recibía otros sobres a cambio, también cerrados, que entregaba al duque de Palma.

EL SOBRINO DE URDANGARIN HACIA DE CORREO

El sobrino de Urdangarin ha prestado hoy declaración como testigo a petición de la fiscalía y las acusaciones, que querían aclarar si pagó a varios trabajadores que fueron dados de alta en la Seguridad Social en empresas del Instituto Nóos y que admitieron ante el juez que no hicieron ningún trabajo.

Jan Gui Urdangari ha admitido que trabajó unos meses para la empresa Aizóon mientras estudiaba y que su labor consistía en buscar información por internet y hacer en ocasiones de "mensajero", llevando y trayendo sobres para su tío, han informado fuentes jurídicas.

Ha insistido en que no conocía el contenido de los sobres y ha indicado que supone que incluían instrucciones de su tío.

También ha prestado hoy declaración como imputado, a petición voluntaria, el empresario catalán Joaquim Boixareu, que ha admitido que constituyó en diciembre de 2006 la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social por encargo de Iñaki Urdangarin, como favor personal, porque le dijo que su propio nombre no podía figurar en ella aunque no le explicó por qué.

UN EMPRESARIO CREO UNA FUNDACION INVESTIGADA COMO FAVOR AL DUQUE DE PALMA

Asimismo, el empresario catalán Joaquim Boixareu ha afirmado hoy que él no fue en ningún momento un "hombre de paja" de Iñaki Urdangarin y que constituyó en diciembre de 2006 la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social por encargo al duque de Palma como favor personal al pensar que haría un servicio a la sociedad.

Así lo ha manifestado el abogado de Boixareu, Xavier Arraut, tras declarar en Palma como imputado ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, en el marco de esta causa que investiga el supuesto desvío de fondos públicos de las comunidades de Baleares y Valencia al Instituto Nóos, que fue presidido por el duque de Palma.

Esta fundación, por la que Boixareu aportó 30.000 euros que luego le devolvió Urdangarin, es investigada por el presunto desvío de dinero desde la misma a paraísos fiscales de Luxemburgo y Belice, según fuentes jurídicas.

La fundación fue creada después de que la Casa del Rey indicara expresamente al duque de Palma que debía abandonar sus negocios al frente de Nóos, en marzo de 2006.

El empresario, que en 2010 aspiró a presidir la patronal catalana Fomento del Trabajo, ha reiterado hoy que se avino a crear la Fundación Deporte y Cultura porque era una fórmula que acordó con Urdangarin para cobrar varios trabajos de asesoramiento que había efectuado para el duque, pero ha insistido en que nunca la gestionó.

Se trató de un "favor personal" y fue un "honor" porque Boixareu pensó que se pretendía un "fin loable" y se perseguía un "buen fin en favor de la sociedad", ha declarado su abogado a los periodistas, al tiempo que ha reconocido que el empresario catalán no habría constituido esta fundación en caso de conocer la deriva que ha tomado este asunto judicial.

El empresario catalán "no tuvo ninguno otra relación" con esta fundación, ni con el entramado de empresas investigadas en el caso Nóos, ha hecho hincapié Arraut, que ha señalado que su defendido ha realizado hoy una declaración ante el juez y los fiscales en la que no ha admitido preguntas porque ya las respondió en una anterior declaración judicial en Barcelona.

La defensa de Boixarue solicitará formalmente que se le levante la imputación al empresario catalán porque es inocente, se ha mostrado convencido el letrado.

Hoy también están citados también a declarar en esta causa cuatro testigos, uno de ellos el sobrino de Iñaki Urdangarin, Jan Gui Urdangarin. Las acusaciones quieren que aclare su papel en pagar a varios trabajadores que fueron dados de alta en la Seguridad Social y cobraron, y que han asegurado ante el juez que no hicieron ningún trabajo.

Virginia López Negrete, abogada de la acusación popular en esta causa que ejerce el sindicato Manos Limpias, ha manifestado al entrar en los juzgados que espera que Gui Urdangarin "diga la verdad" y explique la contratación de unos trabajadores "fantasmas y ficticios" que "se utilizaron" para dar apariencia de actividad al Instituto Nóos y la empresa Aizóon.

Acerca de la importancia que pueden tener las declaraciones de hoy en la formulación de la acusación contra el duque de Palma, López Negrete ha asegurado que "la generalidad de los días son comprometedores contra el señor Urdangarin y el señor Diego Torres".

Uno de los testigos no se ha presentado en los juzgados y ha remitido un fax alegando problemas de salud.