La falta de acuerdo impide cerrar la distribución de escaños en el hemiciclo

nacional

| 09.08.2016 - 13:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Mesa del Congreso ha tenido que dejar pendiente para una próxima reunión la decisión sobre la ubicación de los grupos parlamentarios en el Salón de Plenos debido a la falta de acuerdo sobre cómo cubrir los escaños centrales que tenía la antigua Convergència, ahora en el Grupo Mixto. El Congreso tenía intención de resolver este martes el mapa del hemiciclo, un requisito fundamental para poder celebrar sesiones plenarias, pero no ha sido posible por falta de acuerdo.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, del PP, ha indicado que su propósito es que este tipo de decisiones se adopten siempre por unanimidad y al no existir en este caso ha preferido darse más tiempo.

En la reunión de la Mesa del Congreso ni siquiera se ha hablado del fondo de la cuestión y se ha dejado que los vicepresidentes de la Cámara, encabezados por el diputado de Ciudadanos Nacho Prendes, sigan negociando con los grupos para cerrar un acuerdo.

La discrepancia está en los escaños que tradicionalmente ocupaba Convergència en el tercio central del hemiciclo. Al perder su grupo parlamentario, los ocho diputados de la formación independentista deben sentarse con el resto de componentes del Grupo Mixto, que habitualmente se sitúan en las últimas filas del Salón de Plenos.

ERC, PODEMOS Y MIXTO QUIEREN ESOS ESCAÑOS

Por ello, tanto Esquerra Republicana (ERC) como el grupo de Unidos Podemos han pedido ganar esos escaños convergentes, muy visibles dada su situación, pero también los reclama el Grupo Mixto, alegando que son el cuarto grupo más numerosos de la Cámara con CDC y Compromís.

Lo que sí ha acordado la Mesa del Congreso es el reparto de despachos y ubicación de los grupos en las distintas dependencias parlamentarias, así como el número de asistentes por cada formación, que seguirá una proporción de casi 0,8 por diputado.

Asimismo, y a la espera del visto bueno de la Junta de Portavoces, se ha definido la composición de la Diputación Permanente, el órgano que sustituye al Pleno del Congreso en periodos no ordinarios de sesiones y que debe estar operativa este mes de agosto.

A falta de que los grupos pacten la composición de las comisiones, Ana Pastor ha iniciado los trámites para poner en marcha dos de ellas, que tiene un formato fijo de un representante por grupo. Se trata de la de Peticiones, que canaliza las solicitudes de los ciudadanos sobre distintos asuntos, y de la del Estatuto del Diputado, que es la que custodia las declaraciones de bienes y revisa las actividades extraparlamentarias de sus señorías.