La extradición de Puigdemont, "única hipótesis" que contempla el gobierno

nacional

| 02.04.2018 - Actualizado: 18:39 h

Redacción Agencias

El Gobierno de España contempla como "única hipótesis" que las autoridades alemanas concedan la extradición del expresidente catalán Carles Puigdemont, que sería una "lógica" consecuencia del normal funcionamiento de las instituciones de la Unión Europea". Así lo aseguró hoy el ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante su participación en Marrakech en un gran foro de celebración del primer aniversario de la creación del Consejo Supremo de Poder Judicial (CSPJ) de Marruecos.

Sobre Puigdemont, Catalá matizó que la solicitud de extradición y entrega fue formulada por un juez español, una decisión en la que el Gobierno no tuvo "ninguna participación" por tratarse de un procedimiento puramente judicial. El juez (Llarena) "describe minuciosamente actividades que tipifica con penas muy graves", y "lo razonable y lógico (hasta en tres ocasiones lo repitió) es que las instituciones alemanas así lo reconozcan".

La Justicia española reclama a Puigdemont por posibles delitos de delitos de rebelión y malversación de fondos públicos, entre otros, por su participación en el proceso independentista.

Para Catalá "el normal funcionamiento de las instituciones en el ámbito de la UE" hace que "la cooperación entre instituciones judiciales y las fiscalías facilite la entrega y sometimiento a juicio de quien se encuentra huido de la justicia".

Preguntado por qué hará el gobierno de España en caso de denegación de la extradición, Catalá descartó esa posibilidad diciendo que "la única hipótesis con que trabajamos es esa (la extradición)". La construcción de un espacio único europeo -razonó- implica la libre circulación de las personas en el ejercicio de sus derechos, "pero la confianza mutua entre países socios del mismo club, que nos reconocemos como democracias va a asegurar que esa entrega se produzca".

El expresidente catalán ingresó el pasado 25 de marzo en la cárcel de Neumünster tras ser detenido en un área de servicio de una autopista alemana; de inmediato, el tribunal de primera instancia de Neumünster determinó que Puigdemont debía permanecer en la cárcel mientras se estudiaba el caso al considerar que existía riesgo de fuga.