La dirección de UPyD sólo contempla pactos si se asume su ideario y estatutos

nacional

| 06.09.2014 - 14:42 h
REDACCIÓN
Más sobre: UPyDSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Más de 40 miembros del Consejo Político de UPyD han solicitado la palabra para opinar sobre la propuesta del eurodiputado Francisco Sosa Wagner de pactar con Ciudadanos una alianza electoral, iniciativa que la dirección sólo contempla si se asume su ideario y sus estatutos.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha defendido esta condición en la apertura del cónclave extraordinario de la formación, que se celebra a puerta cerrada, con la propuesta de resolución sobre la política de alianzas, un documento que se votará al final sin posibilidad de presentar enmiendas.

A continuación, ha tomado la palabra Sosa Wagner que, según fuentes de UPyD, ha hablado durante veinte minutos de su polémica iniciativa para concurrir con Ciudadanos a las citas electorales del año que viene.

Su propuesta, que ha levantado más de una ampolla en la dirección, sobre todo por haber sido planteada a través de los medios y, además, haber acusado a la ejecutiva de "autoritarismo" y de ser sectaria, ha sido aplaudida -que no ovacionada-, de acuerdo con las mismas fuentes.

Según el texto de la dirección, cualquier pacto debe perseguir el interés general y rechazar alianzas cuyo único objetivo sea sumar votos para obtener el mayor número posible de cargos públicos y es que gobernar, señala, "no es un fin en sí mismo" sino un medio para mejorar la calidad de la democracia.

Contempla alianzas "siempre que tengan el objetivo explícito" de la regeneración democrática de España o la integración europea, con un programa "efectivo" de reformas constitucionales y de las instituciones políticas españolas y europeas.

Esa posibilidad de coaliciones electorales excluye a partidos de ámbito regional, que imponen, se afirma, "condiciones restrictivas" al desarrollo de la política nacional y europea para proteger intereses o "privilegios" locales o autonómicos.

Entre las exigencias que UPyD pone a eventuales aliados están la de celebrar sistemáticamente primarias para todos los cabezas de lista, la elección de los órganos por voto directo y secreto de los afiliados y la exclusión de imputados por delitos de corrupción, con juicio oral abierto, de listas electorales y cargos públicos.

En materia programática, se impone a los que aspiren a un pacto con UPyD la reforma del sistema electoral para lograr un modelo más proporcional; la defensa de la soberanía nacional y la unidad de España y la supresión de los derechos históricos y regímenes fiscales especiales.

También la modificación del sistema competencial y que el Estado recupere las competencias de Sanidad, Educación y Justicia y que los padres puedan elegir libremente en qué idioma educan a sus hijos en todas las comunidades bilingües.

Ninguno de los asistentes ha querido comentar el contenido de lo que se está discutiendo en el interior y tan solo el diputado Toni Cantó ha señalado que los debates van bien y que están siendo "muy intensos".

Este cónclave extraordinario, al que asisten 134 de los 150 miembros del Consejo Político, se prevé bastante largo puesto que han sido muchos los que han solicitado hablar y no se está cumpliendo el tiempo estipulado para las intervenciones, que es de cinco minutos.