La DGT activa la segunda fase del operativo especial de Navidad

nacional

| 31.12.2010 - 15:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Dirección General de Tráfico (DGT) activó, desde las 15.00 horas de este viernes y hasta el domingo 2 de enero, la segunda fase del operativo especial de Navidad, para garantizar la seguridad y dar fluidez a los 16,5 millones de desplazamientos previstos durante todo el periodo navideño.

Las carreteras más afectadas serán las que tengan como destinos principales los lugares de segunda residencia, zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno y de atracción turística invernal, al igual que las áreas de grandes centros comerciales.

La DGT advierte a los conductores de que al tratarse de fechas invernales y propicias para celebraciones, tiene que tener en cuenta las precauciones lógicas de seguridad vial y no ingerir bebidas alcohólicas, poner mayor cuidado en los trayectos cortos y nocturnos y prestar atención a las condiciones meteorológicas adversas, que pueden aparecer en cualquier momento y llevar, en su caso, los elementos imprescindibles para circular por ellas.

Para facilitar la movilidad y fluidez del tráfico, principalmente en las carreteras de acceso donde se prevén desplazamientos masivos de vehículos (accesos a grandes núcleos urbanos, comerciales y a zonas turísticas de montaña), se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria, se suspenderán las obras en carreteras, y se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos especiales para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.

Asimismo, la DGT informa de que este dispositivo tiene como objetivo mantener las condiciones de seguridad vial en la circulación para toda clase de vehículos en las carreteras con tramos afectados por condiciones climatológicas adversas (hielo, nieve, niebla, lluvia, viento); vigilar o ayudar a los usuarios de la carretera a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, los postes SOS y los helicópteros de la DGT; intensificar los controles de velocidad y alcoholemia; e informar sobre cualquier incidencia en carretera.

Para llevar a cabo todo este dispositivo, la DGT cuenta con los servicios de más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; alrededor de 10.000 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.