La defensa sostiene que Otegi y Usabiaga actuaban al margen y contra ETA

nacional

| 28.03.2012 - 14:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La defensa de los dirigentes abertzales Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga, condenados a diez años de cárcel por intentar reconstituir Batasuna, ha sostenido ante el Tribunal Supremo (TS) que ambos estaban actuando al margen de ETA, cuando no en contra de la organización, y que no seguían sus directrices. Ese ha sido uno de los argumentos con los que el letrado Iñigo Iruin, abogado del exsecretario general del sindicato LAB Díez Usabiaga ha defendido el recurso en el que pide la absolución de su cliente, condenado por integración en ETA en grado de dirigente.

Iruin ha asegurado que, si la no condena del terrorismo no es suficiente para la ilegalización de un partido político, menos aún para una condena penal. "No cabe una visión estática de la izquierda abertzale", ha dicho Iruin tras recalcar que el análisis de la prueba debe hacerse no sólo mirando hacia atrás, sino también hacia delante, mientras que la Audiencia ha desdeñado el futuro, cuando "lo que hay es la posible evolución ideológica desde el pensamiento político-militar al estrictamente político y democrático".

Por su parte, Jone Goirizelaia, abogada de Otegi, ha solicitado al Supremo que ordene repetir el juicio por la falta de imparcialidad de la juez de la Audiencia Nacional Ángela Murillo, que presidió el tribunal que en septiembre de 2011 condenó a Otegi y Díez Usabiaga a 10 años de cárcel y a Miren Zabaleta, la extesorera del PCTV Sonia Jacinto y el responsable de Haika en Álava Arkaitz Rodríguez a ocho.

En este sentido, Goirizelaia ha recordado que el propio TS ya anuló la condena a 2 años de prisión impuesta a Otegi por enaltecer al etarra José María Sagarduy, en una causa en la que finalmente fue absuelto, por la "parcialidad" de la misma magistrada que exteriorizó "un prejuicio acerca de su culpabilidad" al preguntar al exportavoz de Batasuna si condenaba la violencia de ETA. Esa parcialidad, según la abogada, la volvió a demostrar Murillo cuando en un juicio a tres etarras, entre ellos Francisco Javier García Gaztelu "Txapote", se refirió a ellos como "cabrones".

Al margen de las dudas sobre la parcialidad de Murillo, Goirizelaia ha mantenido que no hay en la sentencia ni un sólo dato que pueda sustentar la condena a Otegi como integrante y dirigente de ETA y que es imposible que, como afirma la resolución, el dirigente abertzale actuará subordinado a la organización y al mismo tiempo diera las órdenes.

La defensa de Otegi ha coincidido con Iruin, quien ha destacado las contradicciones de la Audiencia Nacional, que condenó también a Díez Usabiaga por intentar reconstruir la ilegalizada Batasuna a través Bateragune en una sentencia que reconoció que, aunque ese grupo existe, no era la denominación de la plataforma en la que se integraban los acusados.

La Fiscalía y la acusación popular, que ejerce la asociación Voces contra el Terrorismo (VCT), han pedido al Supremo que mantenga la condena a Otegi y Usabiaga, por considerar suficientemente probado que actuaban subordinados a las directrices de la organización terrorista y han rechazado las dudas de la imparcialidad sobre el tribunal.

En nombre de VCT, el abogado Juan Carlos Rodríguez Segura, ha dicho, en respuesta a los argumentos de la defensa: "Ya hemos visto lo que ha pasado con otras treguas". Al término de la vista, los magistrados de la sala, presidida por Juan Saavedra y compuesta también por José Manuel Maza, Miguel Colmenero, Juan Ramón Berdugo y Alberto Jorge Barreiro han comenzado a deliberar, han informado fuentes jurídicas, que han señalado que el tribunal podría adelantar el fallo.