La defensa del asesino de Olot mantiene que pudo haber móvil económico

nacional

| 12.01.2011 - 14:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La abogada del múltiple asesino de Olot (Gerona), la letrada Nuria Masó, ha mantenido que Pere Puig sí pudo actuar por un móvil económico en los cuatro crímenes de Olot del pasado 15 de diciembre, extremo que niega la familia de los dos constructores fallecidos. "Entendemos que puede existir móvil económico, no lo descartamos", ha asegurado, a la entrada de los juzgados, abarrotada de medios de comunicación, donde este miércoles ha empezado la ronda de testificales.

La abogada ha reconocido que Pere Puig constaba como titular en dos cuentas a plazo fijo, una de 6.000 euros y otra de 24.000, pero ha insistido en que eran del padre y que los únicos ingresos que se reflejan en ellas son las de la pensión del anciano.

Por ello, ha calificado el embargo de las cuentas a Puig de "abusivo e ilógico", y ha propuesto que solamente quede embargada una tercera parte. Así, Masó ha comentado que Puig tenía una libreta en la CAM, con tarjeta, dónde era titular único y en la que no había dinero.

Masó también ha hecho referencia a unos supuestos documentos firmados por Puig y los Tubert, en que el primero habría dejado dinero a la familia de constructores. "Estos documentos son propiedad de los Tubert y no creo que los saquen a la luz", ha declarado. "Hay cosas de este estilo, pero me será muy difícil demostrarlo"."El --en referencia a Puig-- los firmó coaccionado, sin saber lo que firmaba", ha apuntado la letrada. El abogado de la familia Tubert, Carles Monguilod, ha contradicho a Masó, y ha asegurado que no existen tales documentos.

Además, ha reiterado que Puig no estaba arruinado y tenía 30.000 euros en dos cuentas a plazo fijo: una de ellas vencía el 4 de enero y la otra el próximo 31 de agosto. "Puig podía obtener este dinero cuando quisiera, ya que la cotitularidad permite disponer de todo por todos, no hay impedimento ninguno para que pudiera obtener dinero", ha recordado Monguilod.

UNA TREINTENA DE TESTIGOS

Una treintena de testigos han empezado a declarar este miércoles ante el juez que investiga el múltiple asesinato de Olot (Gerona), que tuvo lugar el pasado 15 de diciembre, cuando el albañil Pere Puig presuntamente mató a tiros a cuatro personas agobiado por sus deudas y su inminente despido.

Serán las primeras declaraciones que lleva a cabo el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Olot, que tratará de recomponer el asesinato de un conocido empresario, propietario de construcciones Tubert, su hijo y dos empleados de banco.