La cúpula del PP pide querellas contra Bárcenas

Aguirre y Núñez Feijoo piden a Rajoy que se querelle contra el ex tesorero

La presidenta del PP de Madrid compara con el 11M la aversión social hacia el PP

nacional

| 02.02.2013 - 20:20 h
REDACCIÓN

La cúpula del Partido Popular reclamó este sábado a su líder y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que presente una querella contra el extesorero Luis Bárcenas, puesto que le consideran responsable de las filtraciones aparecidas sobre supuestos pagos ocultos.

Durante la reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo Nacional celebrado a puerta cerrada en la sede nacional del partido, varios de los barones territoriales sugirieron a Rajoy que debe actuarse en los tribunales contra Bárcenas.

Las fuentes consultadas entre los asistentes aseguraron a Servimedia que en ningún momento se citó expresamente el nombre de Luis Bárcenas, aunque se produjeron numerosas referencias invitando a actuar contra él en los tribunales.

No obstante, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, explicó que por ahora se están estudiando las acciones judiciales a llevar a cabo y no precisó si entre las demandas o querellas que se están preparando hay alguna dirigida personalmente contra Bárcenas.

Uno de los más explícitos fue el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien apostó por emprender "actuaciones jurídicas contra las personas que se han reído de nosotros".

El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, demandó "máxima contundencia frente a quienes nos quieren hacer daño al partido, a ti (Rajoy) y al país" con las informaciones aparecidas hasta la fecha.

Fabra, que llegó a la Presidencia después de que Francisco Camps dimitiera por el caso Gürtel , recordó lo ocurrido en su comunidad y elogió -como todos los presentes- la muestra de "honradez y responsabilidad" de Rajoy.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, adujo que una "situación de extraordinaria gravedad que pone en cuestión la honorabilidad del partido" exige una "acción contundente" de respuesta en los tribunales.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, advirtió de que "no podemos quedarnos de brazos cruzados" porque se daría la sensación de que el partido tiene algo que ocultar, pese a ser consciente de que es "muy difícil" de demostrar que no se ha hecho lo que no se ha hecho.

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, aseguró que el Partido Popular necesita defenderse de las acusaciones actuales con un "mensaje de rotundidad y confianza" a los ciudadanos y recomendó a sus compañeros "levantar la cabeza e ir con orgullo" por la calle.

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, avisó a la cúpula de la formación de que desde la oposición y la sociedad "algunos van a aprovehar" el escándalo suscitado por los papeles de Bárcenas "para poner en marcha la maquinaria de triturar" al PP.

El ministro de Industria y presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, apuntó que las filtraciones que se están produciendo ahora le recuerdan a otras similares que se produjeron hace años contra su partido en las islas y que luego se demostraron falsas y manipuladas.

Más allá de estas intervenciones, todos los que tomaron la palabra coincidieron en alabar la decisión de Rajoy de hacer públicas sus declaracones de Renta y Patrimonio para demostrar que nunca ha cobrado dinero negro.

El más sentido de todos ellos fue el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien destacó que "nunca un presidente del Gobierno" había hecho algo parecido en la historia de la democracia.

AGUIRRE COMPARA CON EL 11-M LA AVERSIóN SOCIAL HACIA EL PP

Por su parte, la presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, advirtió este sábado a Mariano Rajoy y a toda la cúpula de la formación de que el clima social que se está generando por los supuestos pagos ocultos del extesorero Luis Bárcenas se parece al de los momentos posteriores al atentado terrrorista del 11 de marzo de 2004.

Aguirre fue una de las más contundentes al tomar la palabra en la reunión extraordinaria del Comité Ejecutivo Nacional celebrada este sábado a puerta cerrada para analizar la polémica política suscitada y ofrecer una respuesta a los ciudadanos.

En su turno de intervención, Aguirre aseguró que el ambiente que se está generando es "tremendo" y emplazó a la dirección nacional a calmar el ambiente con "palabras y también gestos".

En particular, alabó el informe sobre las finanzas internas del partido que ha elaborado la nueva tesorera, Carmen Navarro, y recomendó entregarlo a la prensa para demostrar transparencia.

Aguirre resaltó que la sede del PP se encontraba durante la reunión cercada por la Policía y por unos dos centenares de manifestantes, que protestaban desde la Plaza de Alonso Martínez contra el supuesto dinero negro del partido.

"No vamos a poder salir de aquí", sentenció la lideresa madrileña a pesar de que la calle de Génova estaba completamente vacía, ya que la Policía había cortado el tráfico poco antes de las doce del mediodía.

A su juicio, esta situación se parece a la que vivió el PP tras los atentados del 11-M en tres jornadas de manifestantes ante la sede y que acabaron con la derrota de Mariano Rajoy en las elecciones generales de 2004.

Aguirre dio a entender que la situación actual es incluso peor porque se está extendiendo la idea de que el PP maneja dinero negro desde prácticmente su refundación en 1990.

La presidenta del PP de Madrid no fue la única que advirtió del clima social que se está generando en la calle, ya que los presidentes de Aragón, Luisa Fernanda Rudi; de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y de La Rioja, Pedro Sanz, se mostraron especialmente preocupados por las repercusones sociales que puede generar esta polémica contra el partido y el Gobierno de Mariano Rajoy.

Otro elemento que ha suscitado el pleno respaldo de los dirigentes es la decisión de reaccionar de forma contundente, con acciones judiciales, a las informaciones publicadas sobre los supuestos movimientos en el partido de "dinero negro" a cargo del extesorero Luis Bárcenas.

Así, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha destacado que todos los que han formado parte de la "cúpula" nacional del PP vayan a firmar una declaración jurada sobre sus ingresos, lo cual se suma a la difusión de las declaraciones del impuesto sobre la renta de Rajoy y los presidentes regionales.

"Creo que es el camino correcto, que el partido está acertando en la orientación a las informaciones que estamos conociendo y que seguirá dando explicaciones conforme a la claridad y transparencia que hoy el presidente del Gobierno ha puesto a disposición de todos los españoles", ha añadido.

La obligación del PP, ha insistido Núñez Feijóo, es que se sigan despejando "todas y cada una de las lógicas incógnitas que se les pueda plantear a cualquier ciudadano de buena fe".