La cúpula de Interior y Eguiguren declaran en secreto ante el juez Ruz por el chivatazo

El diario La Razón señala que el magistrado los interrogó sobre la Comisión Rogatoria de la jueza francesa Le Vert

nacional

| 10.02.2011 - Actualizado: 22:03 h
REDACCIÓN

El juez Pablo Ruz, que investiga el caso Faisán, ha tomado declaración a la cúpula de Interior durante la negociación con ETA en 2006, y al líder socialista vasco, Jesús Eguiguren. Ocurrió la semana pasada y sin ningún tipo de publicidad. El juez los interroró sobre la comisión rogatoria de la jueza francesa, Laurent Le Vert. Es la pieza que no se ha hecho pública y en la que podrían estar la actas de negociación con ETA o los teléfonos de contacto en caso de detención.

Así lo ha dado a conocer el diario LA RAZÓN en su edición de hoy, quien señala que las comparecencias se produjeron en relación con la parte de la Comisión Rogatoria, remitida por la juez francesa Laurence Le Vert. El 14 de mayo de 2007, la juez Laurence le Vert remitió una Comisión Rogatoria a España para que se identificara a los titulares y a los que hubieran podido utilizar los teléfonos con esos números, uno de los cuales había sido usado por el entonces director general de la Policía, Victor García Hidalgo.

Según el diario, la toma de declaraciones podrían estar vinculadas con unos números de teléfono que llevaba el etarra Juan Carlos Yurrebaso, uno de los participantes en la negociación con el Gobierno durante el proceso de negociación con la banda asesina.

El etarra fue arrestado el 29 de marzo de 2007 en Francia y participó en la negociación de la banda con el gobierno y eso es lo que parece interesarle al juez. Ahí es donde entra Eguiguren, el puente socialista para hablar con los terroristas. Los números de teléfono los llevaba anotados en un cartón, en el que había escrito la palabra España, dos números de móvil terminados en 2131 y en 7190.

Yurrebaso, en el momento de su detención, solicitó a los agentes que le habían arrestado, que le dejasen llamar, asegurándoles que sería puesto en libertad. El teléfono resultó ser el del director de la policía García Hidalgo.

El 14 de mayo de 2007, la juez Laurence le Vert remitió una Comisión Rogatoria a España para que se identificara a los titulares y a los que hubieran podido utilizar los teléfonos con esos números, uno de los cuales había sido usado por el entonces director general de la Policía, Victor García Hidalgo.

Entre las personas citadas, además de Eguiguren, estarían el que fuera director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida; los directores de apoyo operativo de ambos cuerpos, el comisario Miguel Ángel Fernández Chico y el general José Manuel García Varela; y los jefes de Información, el comisario Telesforo Rubio y el general Martín Alonso.