La Cumbre Social sale de nuevo a la calle mientras estudia la huelga general

En total mañana habrá 57 marchas y concentraciones en diferentes ciudades españolas

nacional

| 06.10.2012 - 12:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Cumbre Social, compuesta por casi 150 organizaciones entre las que se encuentran los sindicatos CCOO y UGT, ha pedido a la ciudadanía que salga mañana de nuevo a la calle para exigir cambios en los presupuestos y que se reviertan los recortes, mientras estudia si convoca huelga general en noviembre.

La plataforma optó por convocar la jornada de protesta en su reunión del pasado lunes, con menos de una semana de antelación, para contestar "con toda la rapidez posible" a los presupuestos generales del Estado para 2013 del Ejecutivo, a los que califica de "agresión" y que, en su opinión, son incompatibles con la recuperación económica.

Así, en total mañana habrá 57 marchas y concentraciones en diferentes ciudades españolas compartiendo el lema "¡Quieren arruinar el país! Hay que impedirlo".

En Madrid, la Cumbre Social ha optado en esta ocasión por arrancar la protesta a las 12:00 horas desde la plaza de Legazpi para concluir en Atocha, y a ella acudirán los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez.

En declaraciones a EFE, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha señalado que las cuentas públicas para 2013 se suman a una serie de medidas "claramente antisociales" que están llevando al país a la "ruina".

"Hay razones más que suficientes para que la mayoría de la ciudadanía exprese su rechazo y exija que el Gobierno convoque un referéndum sobre sus políticas", ha aseverado al respecto.

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, que también participa en la Cumbre Social, ha explicado a EFE que la congelación del salario de los funcionarios en 2013 es la tercera consecutiva y se suma a otros recortes, por lo que el colectivo ha perdido cerca del 30 % de su poder adquisitivo en los últimos años, ha recordado.

Los miembros de la Cumbre Social no descartan el uso de ninguna "herramienta constitucional" para hacer frente a las medidas, pero aún no tienen claro si se llegará a convocar una huelga general, a la espera de ver si puede enmarcarse en un contexto más amplio de movilización en Europa.

Según el secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, la decisión depende también de la "actitud" del Ejecutivo.

La Cumbre Social también está compuesta por organizaciones de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, del ámbito educativo, sanitario y de atención social, así como movimientos vecinales y asociaciones de usuarios, inmigrantes o mujeres.