La corrupción, los refranes y Quevedo centran la primera sesión de la moción

Podemos llena la tribuna de invitados con alcaldes de su partido mientras el banco azul aparece al completo con Rajoy a la cabeza

nacional

| 13.06.2017 - 13:42 h
REDACCIÓN

En la tribuna de invitados se han acomodado este martes un buen numero de miembros de Podemos para arropar a Pablo Iglesias. Tambien estaba allí la madre del líder de la formación morada. Y por parte del Gobierno, todos sus miembros en el hemiciclo. El banco azul estaba al completo con el presidente Mariano Rajoy a la cabeza.

Lo primero que ha hecho Pablo Iglesias al subir a la tribuna ha sido agradecer la presencia como invitados de alcaldes de su fuerza política a quienes ha elogiado como "alcaldes del cambio". La corrupción, los refranes y las citas a Quevedo han centrado la primera sesión plenaria de la moción de censura de Pablo Iglesias.

La sesión matutina del debate en el Congreso ha dado lugar a numerosos cruces dialécticos entre los líderes de Podemos y el presidente del Gobierno, sobre todo a cuenta de la corrupción, pero también con refranes y citas de Francisco de Quevedo.

Sirve como ejemplo el cruce mantenido entre Irene Montero y Mariano Rajoy cuando Montero ha dicho que "la corrupción no es cosa de manzanas podridas. La corrupción tiene sede y es Génova 13", a lo que Mariano Rajoy ha conteastado "no olvide el refrán castellano: Exagerar y mentir, por el mismo camino suelen ir. Una cosa es que existan casos de corrupción, pero en modo alguno se puede hablar de una trama dedicada al saqueo. En España hay corruptos, pero España no es un país corrupto".

RECURRENTE QUEVEDO

Los refranes, dichos populares y citas ilustres estuvieron muy presentes en el debate, sobre todo las citas a Quevedo empleadas con profusión por Rajoy e Iglesias. Rajoy le dijo a Irene Montero: "Tanto su intervención como el farragoso escrito demuestra eso de que el exceso es el veneno la razón, como dijo Francisco de Quevedo".

Pablo Iglesias por su parte, recurrió a Quevedo para decir que "escribió que la soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió. A ustedes la soberbia les va a hacer caer, escúchenme porque les va a hacer caer".

en otro momento, el líder de Podemos se refirió a los dichos de Rajoy: "A usted le gustan mucho los refranes castellanos; su favorito es más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, más vale la corrupción conocida que el cambio por conocer. Pero ese mantra conservador es una patraña, sobre todo, porque la gente nos ha visto gobernar en los ayuntamientos y sabe que la esperanza puede gobernar al miedo: nosotros no robamos".

QUITE YA EL MÓVIL AL MINISTRO

En estas primeras horas de sesión parlamentaria, también hubo tiempo para bromas. Cuando Irene Montero relataba los contactos de los hermanos Ignacio y Pablo González con el Gobierno del PP y su apuesta por quien después fue nombrado fiscal Anticorrupción (Manuel Moix), acabó con un consejo para el presidente: "Señor Rajoy, le voy a dar una recomendación: por favor, quítele el teléfono al señor Catalá". Hasta Mariano Rajoy no pudo evitar sonreír.

Y el jefe del Gobierno, nada más subir a la tribuna tras más de dos horas de intervención de Irene Montero, comentó con sorna: "Este Gobierno no tiene más que siete meses de vida y no hemos tenido tiempo de haber cometido todas las tropelías que nos atribuye, no podemos ser tan eficaces".

SOPOR, BROMAS Y RISAS EN TWITTER

La extensa intervención de Irene Montero también provocó un gracioso cruce de comentarios fuera del hemiciclo. Desde su cuenta oficial en Twitter, el PP lanzó un ataque en menos de 20 caracteres: "Zzzzz #Iñigovuelve", resumiendo el sopor que les producía el discurso de la portavoz de Podemos y reclamando el regreso de su antecesor, Iñigo Errejón, que perdió la última asamblea de Podemos frente a Pablo Iglesias.

El aludido, Iñigo Errejón, contestó minutos después con sacarmo en la misma red social: "Si esto os aburre, imaginad 21 años y un día en Soto del Real. Atended, atended a Irene".