La compensación a los pensionistas por la desviación de precios costará 2.472 millones | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

La compensación a los pensionistas por la desviación de precios costará 2.472 millones

nacional

| 29.11.2010 - Actualizado: 13:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Actualizar las pensiones contributivas con el IPC de noviembre le supondrá al Gobierno un gasto de unos 2.472 millones de euros para abonar la paga en enero por la desviación de la inflación y consolidar la nómina de estas prestaciones en 2011. De dicha cantidad, 1.135 millones se destinarán a una paga para los pensionistas y el resto, 1.337 millones, se consolidarán en su nómina del próximo ejercicio.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa española de inflación armonizada anual -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro- se situó en noviembre en el 2,2%, una décima menos que en octubre.

Noviembre es el mes que el Ministerio de Trabajo toma de referencia para actualizar las pensiones.

De coincidir esta tasa con la definitiva, que no suele variar en más de una o dos décimas con la conocida hoy, la Seguridad Social debería abonar dicha cantidad de 2.472 millones de euros teniendo en cuenta que cada décima por desviación de inflación supone 90 ó 100 millones de euros.

La cifra exacta se conocerá el 15 de diciembre, cuando el Instituto Nacional de Estadística publique el dato definitivo del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Según el INE, la menor subida del IPC en noviembre se debió principalmente a los carburantes y lubricantes cuyos precios, aunque aumentaron, lo hicieron a menor ritmo que el año pasado.

En este aspecto coincidió el director de Coyuntura Económica de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Ángel Laborda, quien declaró a EFE que la bajada del IPC se explica por la menor subida en la tasa interanual de precios de los productos energéticos.

El precio medio del barril de petróleo Brent en noviembre de este año se situó en 86,12 dólares, frente a los 77,58 dólares que registró en el mismo mes de 2009.

No obstante, que la tasa de inflación se haya situado en el 2,2% será positivo para los pensionistas, ya que, a pesar de la congelación de las pensiones prevista en los presupuestos para 2011, no perderán poder adquisitivo.

"Afortunadamente, los pensionistas no van a ver congeladas las pensiones en sentido estricto", subrayó Laborda, para agregar que la Seguridad Social tendrá que abonar la paga y la consolidación.

Con los datos conocidos hoy, el IPCA registra trece meses consecutivos de tasas interanuales positivas.

La subida del IPCA mantiene la línea ascendente que registró el Índice General de Precios de Consumo (IPC) en octubre cuando aumentó el 0,9% y la tasa interanual creció dos décimas hasta situarse en el 2,3%, cifra que no se alcanzaba desde hacía 23 meses.

La subida del precio de los carburantes hizo que el IPCA alcanzase una cota histórica del 5,3% en julio de 2008, pero a partir de ese mes los precios interanuales comenzaron a moderarse hasta llegar a registros negativos por primera vez en marzo de 2009, que se mantuvieron hasta octubre de ese año.

Desde entonces, el IPCA ha tenido registros positivos hasta alcanzar su máximo en octubre pasado, cuando se situó en el 2,3%.