Rajoy dice que "buena parte" de la reforma laboral está recogida en las 71 enmiendas del PP

Toxo pide a Rajoy que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicar qué reforma quiere

La CEOE asegura que los sindicatos se han opuesto "a todos los asuntos clave" de la reforma laboral

El Gobierno no entrará en los días de indemnización por despido en su reforma

nacional

| 16.01.2012 - 13:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que "buena parte" de los cambios que introducirá "pronto" en el mercado laboral se encuentran recogidos en las 71 enmiendas que el PP presentó al proyecto de Ley de reforma laboral que el anterior Ejecutivo llevó al Parlamento a mediados de 2010 y que no fueron introducidas.

Así lo manifesto en rueda de prensa junto al presidente francés, Nicolás Sarkozy, en el Palacio de La Moncloa, tras la reunión mantenida por ambos mandatarios.

De acuerdo con el contenido de estas 71 enmiendas, la reforma laboral podría extender el contrato de fomento del empleo, con una indemnización de 33 días por año trabajado, regular un procedimiento general de descuelgue de convenios colectivos mediante acuerdo entre el empresario y los representantes de los trabajadores o dotar de mayor flexibilidad interna a la empresa.

Según el presidente del Gobierno, la reforma laboral "se hará pronto", pero insistió en pedir un "esfuerzo" a los agentes sociales para que "remen en la misma dirección" en favor de la creación de empleo.

"He pedido a los agentes sociales en público y en privado que hagan un esfuerzo, porque no es un problema del PP, sino de toda la nación", ha dicho, para añadir que "en los momentos difíciles todos tienen que remar en la misma dirección de la creación de empleo".

Así pues, el presidente del Gobierno ha dejado claro que las dos últimas reformas laborales, que sólo contaron con la abstención del PP, no han sido "suficientes", y, por ello, consideró que es preciso aprobar una modificación del mercado de trabajo "eficaz".

LA CEOE CULPA A LOS SINDICATOS

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social de la CEOE, Francisco Aranda, ha asegurado que "los sindicatos se han opuesto a todos los asuntos clave de la reforma laboral" y ha subrayado que su posicionamiento "ya no vale".

En declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press, Aranda ha explicado que estos puntos son la reducción de las modalidades de contratación, la flexibilidad interna, el coste del despido y la vinculación de los salarios a la productividad.

Así, ha asegurado que los empresarios tienen la necesidad de mejorar su competitividad y que los sindicatos "han puesto otra realidad encima de la mesa". "No quieren oír hablar del contrato a tiempo parcial", ha añadido.

En esta situación, Aranda ha defendido que "no se puede seguir en una mesa de negociación cuando en la calle hay más de cinco millones de parados", mientras que los sindicatos siguen manteniendo que, por su parte, las negociaciones permanecen abiertas.

"Las reformas laborales que proceden del diálogo pueden ser más beneficiosas, pero no tiene por qué", ha proseguido diciendo el vicepresidente de la Comisión de Diálogo Social de la CEOE, para apostillar que las partes tienen ahora que decirle al Gobierno "que no son capaces de llegar a un acuerdo y que tome las medidas ya".

"No hay que verlo como un fracaso porque al menos hemos denunciado cómo están las cosas y hemos puestos nuestra realidad sobre la mesa y los sindicatos la suya", ha concluido.

TOXO PIDE AL GOBIERNO QUE LES EXPLIQUE QUE REFORMA QUIERE

Mientras tanto, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha pedido este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que convoque "urgentemente" a los agentes sociales para explicarles qué reforma laboral quiere y para qué, y ha recordado al jefe del Ejecutivo que José Luis Rodríguez Zapatero ya intentó una reforma impuesta, que fracasó en sus objetivos.

"Además de decir que quiere una reforma laboral, ya es muy urgente que el presidente del Gobierno o la persona en la que él delegue convoque a las partes y nos diga directamente qué es lo que quiere, para qué y en qué tiempo", ha dicho Toxo.

El dirigente sindical ha señalado que las únicas referencias que tiene sobre la reforma laboral que podría querer el Gobierno de Rajoy son las 71 enmiendas que presentó el PP a la reforma laboral socialista y lo que dijo el presidente en el debate de investidura. "El habló de una reforma laboral en los tres primeros meses del año. Si es así, estamos en tiempo", ha añadido Toxo.

No obstante, el líder de CC.OO., en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Pres, ha indicado que los ciudadanos deben sarber que "hay reformas prioritarias a la reforma laboral", como la "urgentísima" reforma del sistema financiero, ya que si el crédito no llega a familias y empresas no se creará empleo por mucho que se modifique la legislación laboral, ha avisado. "Una reforma laboral a destiempo lo que puede hacer es agravar la situación y quemar medidas sin que sirva para generar empleo", ha advertido.

Toxo no comparte la apreciación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de que los acuerdos alcanzados hasta ahora por sindicatos y empresarios son "insuficientes", pues se trata de acuerdos "muy importantes". "Ha dicho que son insuficientes, pero insuficientes *sobre qué?", ha señalado Toxo.

"El Gobierno dice que quiere hacer una reforma laboral pero no dice qué reforma laboral y para conseguir qué, más allá de ese genérico objetivo de que hay que hacer crecer el empleo y reducir la temporalidad. Me suena a lo que justificó en su día la acción del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con una reforma laboral que también era para hacer crecer el empleo, y el resultado es que tenemos un millón de parados más que entonces", ha recordado.