La AVT presenta un recurso para que el etarra Bolinaga ingrese en prisión

Iosu Uribetxeberria Bolinaga

nacional

| 11.04.2014 - Actualizado: 15:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha presentado ante el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional un recurso para solicitar la revocación de la prisión provisional domiciliaria por razones de salud del etarra Iosu Uribetxebarria Bolinaga y que ingrese en la cárcel.

En su escrito la AVT muestra su "disconformidad con la decisión de conceder a este asesino el claro privilegio de la prisión provisional incondicional y comunicada en su domicilio" y recuerda que "no se han producido cambios significativos en su salud ni un empeoramiento en los últimos meses".

Añade que "al igual que la Fiscalía se opuso a que siguiera manteniendo la libertad condicional, Bolinaga puede ser perfectamente tratado en prisión de su enfermedad teniendo en cuenta que desde que salió de prisión, supuestamente en fase terminal, han transcurrido ya 576 días sin que se haya producido empeoramiento de salud alguno".

La AVT señala que "dada la gravedad de los hechos que se le imputan a Bolinaga, el asesinato del cabo de la guardia civil Antonio Ramos, nada justifica el hecho de que cumpla la medida de prisión provisional en la comodidad de su casa y no en prisión".

PRISIÓN INCONDICIONAL ATENUADA POR SU ENFERMEDAD

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno dictó el pasado día 3 para Bolinaga prisión incondicional atenuada en atención a la enfermedad que padece de forma que la puede cumplir en su domicilio bajo vigilancia.

Bolinaga disfrutaba de la libertad condicional desde agosto de 2012 cuando fue excarcelado por un cáncer terminal pero el juez Ismael Moreno le citó la semana pasada a declarar y dictó prisión de nuevo para él al considerar que fue quien efectuó los disparos que acabaron con la vida del cabo de la guardia civil Antonio Ramos en 1986.

Cuando le fue concedida la libertad condicional, Bolinaga cumplía el máximo de 30 años de prisión por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y el asesinato de tres guardias civiles.

En contra del criterio de la Fiscalía, el juez de vigilancia penitenciaria dictó la concesión de la libertad condicional dos días después de visitar en San Sebastián al recluso y citarse con los oncólogos que le atendían.