La Autónoma investigará si quienes boicotearon a González son alumnos

El vicerrector asegura que le sorprende haber visto "carteles que tienen que ver con presos terroristas"

Encapuchados boicotean un acto de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid

nacional

| 20.10.2016 - Actualizado: 15:15 h
REDACCIÓN

La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) revisará las imágenes para comprobar si quienes este miércoles boicotearon un acto de Felipe González en la Facultad de Derecho son o no estudiantes de la propia institución académica, según el vicerrector de Relaciones Institucionales, Antonio Álvarez-Ossorio.

Si lo fueran, "se valorará el papel de cada uno de ellos", ha explicado , ya que la Universidad puede abrir "expedientes informativos y disciplinarios" a cualquier miembro que ponga en peligro la convivencia de la comunidad universitaria.

"Aunque es complicado establecer una conexión con algún grupo político, me sorprende que aparezcan carteles que tienen que ver con presos terroristas", ha comentado sobre uno que pedía el traslado de éstos al País Vasco, según informa la cadena radiofónica.

PODRÍA SER UN ACTO ORQUESTADO

"No es nada habitual en el mundo universitario. Da la sensación de ser un acto orquestado", ha sentenciado. También es la primera vez que él ha visto estudiantes enmascarados en concentraciones universitarias. Ha recalcado que la UAM llamó a las fuerzas del orden del Estado, pero, cuando llegaron, ya se había decidido suspender el acto y "no llegaron a entrar en la Universidad".

El presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE), Segundo Píriz, ha coincidido en que la Autónoma tiene que abrir una información reservada, ver las imágenes y dilucidar si las personas que hicieron esta "barbaridad" son estudiantes universitarios y si merecen "sanción". Píriz ha defendido que, en la Universidad, debe haber confrontación dialéctica, pero los episodios de ayer son "lamentables y condenables", así que "no se pueden permitir".

Ha indicado que ha vivido situaciones complicadas durante su vida académica, "pero tan dura como la de ayer, en la que se llegó a impedir la palabra a alguien, no". Estas acciones violentas "son un problema de la sociedad española porque cuando vemos al adversario como el enemigo político vamos mal", ha agregado. "Puede que seamos bastante contemplativos. Es verdad, que nos cuesta decir a la policía que desaloje" los campus, ha señalado.