La Audiencia juzga desde hoy a 9 presuntos etarras

La Fiscalía pide entre cinco y 27 años de cárcel para los acusados

nacional

| 09.07.2012 - 13:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Audiencia Nacional juzgará desde mañana, lunes, a nueve presuntos etarras y colaboradores de los 'comandos Kresala' y 'Tontor' de ETA que se enfrentan a penas de entre cinco y 27 años de cárcel por haber llevado a cabo cuatro atentados sin víctimas en Avila, Vizcaya y Guipúzcoa.

La fiscal Teresa Sandoval solicita 27 años de cárcel para Ibon Iparraguirre y Asier Badiola, 17 para Urtzta Alkorta, Zunbeltz Bedialuneta e Igor Martín Niño, diez para Javier Zubizarreta y siete para Xeber Uribe y Jon Iñaki Esnaola; y cinco años de prisión para Olaitz Lema por los delitos de integración o colaboración con organización terrorista; tenencia, tráfico y depósitos de armas y explosivos; y daños terroristas.

A Zubizarreta también se le imputa un delito contra la salud pública porque en su domicilio de Mutriku (Guipúzcoa) se le incautaron 8,72 gramos de cocaína y 15,6 de marihuana que habrían tenido un valor en el mercado superior a los 15.000 euros.

En su escrito provisional de acusación, la fiscal señala que Iparraguirre, Badiola, Bedialuneta, Alcorta y Martín Niño formaban una estructura de la organización terrorista en la localidad vizcaína de Ondarroa mientras que los otros cuatro colaboraron haciendo de lanzadera en sus desplazamientos.

CAPTADOS POR 'TXEROKI'

Martín Niño y Badiola fueron captados en 2005 por el exjefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', y tras recibir un cursillo en armas y explosivos formaron el 'comando Kresala' junto a Aitzol Etxaburu. Los tres, junto a Bedialuneta, hicieron explocar un coche-bomba en el polígono Vicolozano de Avila el 25 de septiembre de ese año. Tras la identificación policial de Etxaburu el 'comando' se disolvió.

Después los acusados constituyeron un segundo 'comando' que se denominó 'Tontor' y que trasladó desde Francia una furgoneta con 50 kilos de explosivos que le había sobrado al 'Kresala'. Con este material atacaron un repetidor en Azpeitia (Guipúzcoa) el 30 de marzo de 2008, las casetas de obra que la empresa Acciona-Fonoforte tenía el Orio (Guipúzcoa) el 28 de julio de ese año y la sede de la Ertzaintza en Ondárroa (Vizcaya) el 21 de septiembre.

ATENTADO CONTRA LANDABURU

Por otra parte, la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará el martes a los miembros de ETA Patxi Xabier Macazaga Azurmendi, Oskarbi Jauregui Amundarain y Ainhoa García Montero por atentar en mayo de 2001 contra el periodista Gorka Landaburu mediante el envío de un libro-bomba.

La Fiscalía pide para cada uno de ellos una pena de 23 años de prisión por la comisión de delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa y tenencia y transporte de aparatos explosivos. La explosión del artefacto provocó que el periodista perdiera varios dedos de ambas manos y sufriera, además, heridas en cara y abdomen.