La Audiencia de Palma mantiene la fianza a Urdangarin y Torres pero les descuenta el IVA

Urdangarín declara por segunda vez ante el juez Torres

nacional

| 17.05.2013 - 12:40 h
REDACCIÓN

La Sección Segunda de la Audiencia de Palma mantiene la fianza solidaria impuesta a Iñaki Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, fijada por el juez del caso Nóos en 8.189.448,44 euros, aunque ha estimado parcialmente sus recursos en el sentido de descontar el IVA.

En un auto dictado hoy, la Audiencia de Palma estima parcialmente los recursos contra la fianza planteados por los dos principales imputados en este caso, en el que se investiga el presunto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, y revoca parcialmente el auto en el que el magistrado José Castro confirmó la fianza que fijó para Urdangarin y Torres.

La cantidad se fijó a partir del precio y prestación económica de los contratos suscritos por el Instituto Nóos y por Nóos Consultoría (más una tercera parte del total como se añade habitualmente en el cálculo de cauciones) y la Audiencia establece que "ha de detraerse el IVA ingresado", ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

La Audiencia considera que se debe descontar el IVA que se ingresó de los contratos de los que se benefició el entramado de Nóos, como había alegado la defensa de Diego Torres, pero no el IRPF porque en las facturas no hubo retención por este impuesto.

DESESTIMA LAS ALEGACIONES

El tribunal ha desestimado todas las demás alegaciones planteadas por las defensas de Torres y Urdangarin en sus recursos contra la fijación de esta caución.

La Sección Segunda de la Audiencia comparte los razonamientos del juez Castro al fijar la fianza para garantizar las posibles responsabilidades pecuniarias que pudieran derivarse hacia Urdangarin y Torres, en caso de ser condenados por los presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude y falsedad documental por los que son investigados.

Según han explicado fuentes jurídicas, el tribunal considera que hay indicios de que los contratos públicos que se adjudicaron al Instituto Nóos y a la trama empresarial de Nóos Consultoría se concedieron solo para beneficiar a esta entidad de la que formaba parte el yerno del Rey y para agradar a la Casa Real.

El tribunal coincide en que los responsables de Nóos publicitaron los vínculos y dieron a entender que contaban con el respaldo de la Casa Real.

Entre esos indicios, el juez Castro detalló en el auto de fijación de la fianza la modalidad de contratación elegida de convenios de colaboración, que todos se adjudicaran antes verbalmente y luego se plasmaran las irregularidades en su tramitación, el descontrol en los gastos realizados o el desvío de los ingresos hacia sociedades instrumentales.

La Audiencia de Palma también coincide con el juez Castro en que el papel de Torres no fue secundario en la trama de Nóos y en que Urdangarin no se desvinculó en la práctica del Instituto Nóos a partir de 2006 como declaró ante el magistrado como desmienten documentos que figuran en la causa y declaraciones de empleados de la entidad investigada.

Según lo estipulado por la Audiencia en su auto de hoy, la cuantía de la fianza se vería rebajada, aunque no concreta en qué cantidad queda fijada. De la cantidad fijada por el juez Castro, 5,4 millones de euros (los casi 8,2 millones sin el mínimo de un tercio que se añade al calcular las fianzas) debería restarse el IVA ingresado.

Si se ingresó el 18% de IVA del total de los contratos, la cantidad defraudada rondaría los 4,4 millones, y sumándoles un tercio, la fianza quedaría en unos 5,89 millones.