La Agencia Tributaria investiga a 20 empresas de pescado de Mercabarna por presunto fraude

Investiga a 20 empresas de pescado de Barcelona por presunta ocultación en sus ventas

Mercabarna afirma que Hacienda investiga a algunas empresas pero no a la entidad

nacional

| 10.03.2015 - 13:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Técnicos de la Agencia Tributaria (AEAT), acompañados de agentes de los Mossos d'Esquadra, están registrando 23 puestos y 10 oficinas del Mercado Central del Pescado de Mercabarna en Barcelona por un supuesto fraude fiscal que podría superar los 100 millones de euros.

Según han informado la Delegación del Gobierno en Cataluña y la Agencia Tributaria, un total de 106 funcionarios de la AEAT de Cataluña, Aragón y Valencia, con la colaboración de los Mossos d'Esquadra, están llevando a cabo los registros en los locales de una veintena de sociedades mayoristas que operan en Mercabarna.

Las sociedades inspeccionadas declaraban una facturación anual superior a los 300 millones de euros y, según la Agencia Tributaria, podrían estar ocultando más del 30% de sus ventas reales.

Según las investigaciones realizadas previamente, las sociedades que están siendo registradas disponían de un sistema informático que permitía seleccionar a voluntad las ventas que decidían ocultar en su contabilidad y en las declaraciones tributarias. La operación, denominada White, implica el inicio de actuaciones inspectoras sobre un total de 20 sociedades dedicadas al comercio al por mayor de pescado y que operan en Mercabarna.

Paralelamente a las actuaciones en los puestos de venta y oficinas de las sociedades que se ha iniciado esta mañana, la Agencia Tributaria ha iniciado actuaciones inspectoras sobre siete personas físicas vinculadas a algunas de las sociedades.

La Agencia Tributaria inició su investigación a mediados de 2014, tras comprobar que las sociedades inspeccionadas estarían en posesión de un sistema informático que permitía ocultar "deliberadamente, y a voluntad", según los inspectores, un importante volumen de su facturación. Los datos sobre ventas se introducían en el servidor informático de cada una de las sociedades a través de pantallas táctiles situadas en los puestos.

Según los inspectores, el sistema utilizado por las sociedades inspeccionadas identificaba con una serie de códigos concretos aquellas ventas que se ocultaban en la contabilidad y en las correspondientes declaraciones tributarias de las empresas.

La Agencia Tributaria ha informado de que las sociedades inspeccionadas declaraban una facturación conjunta de más de 300 millones de euros anuales, pero las estimaciones previas derivadas de la investigación hacen suponer que la facturación oculta podría suponer más de un 30% de ventas adicionales a las efectivamente declaradas.

Los inspectores han comprobado que las sociedades contaban con unos márgenes netos de beneficios sobre el volumen de ventas anormalmente bajos, que en raras ocasiones superaban el 1,5 %, lo que les hizo sospechar de su contabilidad.

Otros indicios también les indicaron que era habitual el manejo de grandes cantidades en efectivo por parte de los responsables de las sociedades afectadas por esta investigación y la insuficiente documentación de los justificantes de venta que los mayoristas ofrecían en sus operaciones con clientes.

Durante la fase previa de investigación, la Agencia Tributaria ha podido comprobar que en algunos de esos justificantes se incluían los códigos especiales incorporados a las ventas que no iban a ser contabilizadas. Las actuaciones de entrada y registro, que cuentan con autorización judicial, son de carácter administrativo, por lo que no se han producido detenciones.