La AEB descarta que España pueda necesitar un rescate pero pide profundizar en las reformas

Marín expresa su "absoluto convencimiento" de que las cajas culminarán su reestructuración antes de Navidades

Bernardino León asegura "no hay elementos objetivos nuevos que justifiquen preocuparse por España"

nacional

| 25.11.2010 - 12:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, ha descartado de plano la posibilidad de que España necesite ser rescatada por Europa, tal y como ha sucedido con Irlanda, si bien ha reclamado al Gobierno que profundice "hasta el extremo" en las medidas puestas en marcha para salir de la crisis económica, que han ido en la buena dirección.

"España por supuesto que se salvará del rescate. Ni se nos ocurre pensar que España vaya a necesitar un rescate", dijo el presidente de la patronal de banca al término de su discurso en unas jornadas del IESE. No obstante, reclamó al Gobierno que profundice "en lo que ya ha hecho" y apuntó que el riesgo de quiebra de España radica en que se generalice una situación de pánico.

Martín incidió en que Irlanda es un caso particular con problemas que se solucionarán, por lo que descartó que este país pueda considerarse un ejemplo de lo que va a suceder en otros países de la zona euro. "Esperemos que se contenga ahí. Europa tiene una potencia extraordinaria e Irlanda es un país relativamente pequeño", argumentó.

El presidente de la AEB estimó que la responsabilidad de la crisis griega, que culminó con el primer rescate articulado por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), no debe recaer sólo en las autoridades del país heleno, sino también en las instituciones europeas, que se demostraron incapaces de ejercer la vigilancia que les correspondía. La quiebra griega fue "el fracaso de toda la gobernanza europea". "En la crisis griega son tan responsables los griegos por engañar como Eurostat, el Ecofin y la Comisión, que tenían que vigilar que eso no pasara", aseveró Martín.

El portavoz de la banca española destacó que la Eurozona no admite la salida de ningún Estado miembro por las dificultades técnicas para instrumentarla, y que tampoco cabe la posibilidad de que algún país renuncie al euro. "Lo único imaginable es que se saliera Alemania" de la moneda comunitaria, bromeó el presidente de la patronal.

A su parecer, la crisis financiera y económica ha puesto de manifiesto la "desintegración" europea y ha enseñado que "cada país va por su lado" para resolver sus problemas. "En el sistema bancario también es el sálvese quien pueda", afirmó Martín, que ilustró su argumento con la reciente guerra de divisas que se libra en los mercados internacionales para devaluar las monedas e impulsar las exportaciones.

SIN INVITACION AL ENCUENTRO CON ZAPATERO

El presidente de la AEB eludió referirse a la reunión que mantendrá el próximo sábado en Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los primeros responsables de 30 grandes empresas españolas con el fin de reactivar la inversión, porque no ha sido invitado al encuentro y no conoce el orden del día.

Sobre si las cajas de ahorros lograrán finalizar su reestructuración y cerrar su organigrama y órganos directivos antes de las próximas Navidades, tal y como reclama el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, Martín expresó su "absoluto convencimiento" al respecto.

EL BONO ESPAÑOL SIGUE SUPERANDO EL 5,04% PERO SE RELAJA LA PRIMA DE RIESGO

Mientras, la rentabilidad del bono español a diez años se mantenía por encima del 5% a las 11:00 horas, aunque la prima de riesgo país -medida con el diferencial entre nuestro bono a diez años y el bono alemán del mismo plazo- se relajaba ligeramente respecto de la apertura y cedía cuatro puntos básicos, hasta 232.

También se relajaba a esta hora el diferencial entre el bono irlandés y el alemán, que cedía posiciones hasta los 592 puntos básicos tras una apertura alcista, lo mismo que el griego, que caía hasta los 906 puntos básicos después de empezar el día con un repunte que lo condujo a los 922.

Tras un primer cambio alcista, la bolsa española daba un giro minutos después, con lo que el selectivo ÍBEX 35 caía el 0,86% y quedaba en 9.700 puntos.

Los mercados no contarán hoy con la referencia de Wall Street, ya que la Bolsa de Nueva York cierra por ser el Día de Acción de Gracias.

El euro abrió hoy sin cambios frente al dólar en el mercado de divisas de Fráncfort, ya que cotizaba a 1,333 dólares, exactamente igual que al cierre europeo de ayer.

BERNARDINO LEÓN: "NO HAY ELEMENTOS OBJETIVOS NUEVOS PARA PREOCUPARSE POR ESPAÑA"

El secretario general de la Presidencia del Gobierno, Benardino León, ha asegurado este jueves que "no hay elementos objetivos nuevos que justifiquen preocuparse por España, Portugal, Francia o Italia" y ha señalado que la reunión que mantendrá el próximo sábado el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los representantes de una treintena de grandes empresas españolas, "no es una cita aislada" y que no se trata de una iniciativa de cara a la galería ya que "no están los tiempos para fotos".

León ha apuntado que "este es un momento de enorme exigencia para todos", también "para la Presidencia del Gobierno", sobre todo en referencia a "dos prioridades" que ha considerado fundamentales: la inversión y la competitividad. "Sobre la base de estos dos ámbitos, sobre todo de la inversión, el presidente del Gobierno ha situado la convocatoria de los grandes grupos económicos, que son los que tienen capacidad de invertir. Esa inversión llegará, pero el presidente quiere dinamizar ese proceso", ha explicado en unas declaraciones a Onda Cero.

En este sentido, el secretario general de la Presidencia ha reseñado la importancia de la reunión con los empresarios y ha apuntado que "hay que aprovechar bien las ocasiones". "Si Zapatero tiene éxito en su iniciativa de dinamizar la inversión, tanto la directa extranjera como la inversión en España de estos grandes grupos, algo habremos avanzado porque la mejora del ciclo llegará y lo que hay que hacer es acelerarla como país", ha manifestado.

De hecho, para León ésta "no es una cuestión de Gobierno" sino "una cuestión de país", en la que "los empresarios tienen mucho que decir", porque serán ellos los que "luego producirán un beneficio" que llegará a las empresas de menos calado y traerá la creación de empleo.

Respecto a las reformas iniciadas por el Gobierno socialista en España, puestas en duda ahora ante la situación irlandesa, León ha subrayado que España "es de los países que más reformas está haciendo y así se reconoce en el Fondo Monetario Internacional (FMI), el G-20 y la Comisión Económica Europea, que no le regalan nada a nadie".