La abstención de CiU evita que Cataluña debata su independencia en el Parlamento autonómico

nacional

| 13.04.2011 - 18:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Parlamento autonómico ha rechazado este miércoles admitir a trámite la declaración sobre la independencia de Cataluña impulsada por Solidaritat Catalana per la Independència (SI), después de que CiU se haya abstenido en las enmiendas a la totalidad de PSC, PP y Ciudadans.

El portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, ha argumentado que la independencia es una causa muy "noble" que hacen suya mucho diputados de la cámara, pero ha recordado que, por lealtad a su programa electoral, esta legislatura tiene que ser la del pacto fiscal liderado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y no la de la secesión.

El debate ha destacado por la ausencia de Mas y de casi todos los consejeros del Govern --excepto la vicepresidenta, Joana Ortega, y Andreu Mas-Collell--, que sólo han hecho acto de presencia para votar, una circunstacia que ha criticado la oposición en bloque.

El debate se producía, tan solo tres días después de que numerosos dirigentes de CiU, incluido el propio Mas, se pronunciasen a favor de la independencia en la consulta soberanista de Barcelona.

UNA MANIOBRA DE ÚLTIMA HORA

El diputado de Solidaritat Catalana per la Independència, Toni Strubell, ha sido el encargado de defender desde el atril del Parlament la propuesta, que plantea negociar con la comunidad internacional la declaración de independencia y que la cámara catalana pueda proclamarla por mayoría absoluta.

Consciente de que los 62 diputados de CiU eran la clave que podía decantar la balanza de la votación, Strubell ha ensayado una última maniobra a la desesperada para evitar su abstención. Después de que Mas dijese por la mañana que no avalaría una iniciativa que sugería impulsar la independencia en esta misma legislatura, Strubell ha ofrecido modificar la proposición para no poner plazo temporal a la declaración de independencia.

La jugada no ha surtido efecto y, finalmente, los diputados de CiU, Mas incluido, se han abstenido en bloque y han permitido que las enmiendas a la totalidad de PSC, PPC y Ciutadans prosperasen.

Montserrat Tura, uno de los perfiles más catalanistas dentro del PSC, ha intervenido para justificar la enmienda a la totalidad de su grupo, aunque ha asegurado que su grupo no rechaza la proposición "por miedo a la independencia", sino porque en esta iniciativa se plantea proclamarla de una manera que no se contempla en el actual ordenamiento jurídico. Tura ha subrayado que si la Constitución hoy no se ajusta a las "aspiraciones" de los catalanes, "lo realmente valiente es proclamar que quizá hay que cambiarla", y ha afeado a Mas su ausencia en este debate, pese a ser el "representante del Estado en Cataluña".

La diputada del PP de Cataluña María de los Llanos de Luna ha adoptado un tono más crítico ante la propuesta de SI: "Dios quiera que esto no vaya más allá", ha espetado. Llanos de Luna ha dibujado el panorama casi apocalíptico que se cerniría sobre Cataluña si alcanzase la independencia: expulsada del club europeo, con las exportaciones al resto de España cayendo en picado y el PIB catalán encogiéndose más de un 20%: "Cataluña pasaría a ser una de las naciones más pobres" de su entorno.

Aún más beligerante ha sido el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, que ha tachado la iniciativa de "ilegal e inconstitucional", de "fraude de ley" e incluso de "delictiva", porque el Parlament "no tiene competencias para debatir ni proclamar la independencia". "No nos gustan los golpes al orden constitucional, ni vestidos de militar, ni vestidos con corbata", ha dicho Rivera, que ha acusado a Mas de lavarse las manos "como Pilatos" al ausentarse en el debate.

Al portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, le ha tocado la papeleta de justificar la abstención de su grupo: la independencia, ha dicho, es una "causa muy noble" pero no reúne "grandes consensos" en Cataluña, como en cambio sí ocurre con el "pacto fiscal". Turull ha citado unas palabras de Mas en su toma de posesión, en las que avisó de que el proceso hacia la "plenitud" nacional de Cataluña no era un camino para "impacientes".

También se han abstenido los diez diputados de ICV-EUiA, porque, según el diputado Jaume Bosch, no estaban dispuestos a respaldar, ni los "argumentos prehistóricos" de PP y Ciutadans, ni el planteamiento "maniqueo", "poco riguroso" y "electoralista", de SI.

Los únicos diputados que, además de los tres de SI y de Joan Laporta, han apoyado la proposición han sido los diez de ERC, ya que, según Anna Simó, "no hay que poner límites al derecho a decidir".

La nota de color en el debate de esta tarde la han puesto los más de cien independentistas concentrados con multitud de banderas 'estelades' (independentistas) a las puertas del Parlament, incluida la actriz de cine "porno" María Lapiedra, que se ha desnudado de cintura para arriba.