JxSí y CUP acuerdan declarar el "inicio del proceso" hacia una república catalana

El Gobierno catalán rechaza las "amenazas" de Rajoy y exige "respeto por la democracia"

La CUP dice que su propuesta parlamentaria con JxSí "está al margen" de la investidura a Mas

nacional

| 27.10.2015 - 12:26 h
REDACCIÓN

Los grupos de Junts pel Sí (JxS) y la CUP han pactado una propuesta de resolución en el Parlamento catalán en lo que es el primer paso para iniciar la independencia, una cuestión que ha provocado múltiples críticas tanto en Cataluña como a nivel nacional, del PP, PSOE y Ciudadanos

Según el texto acordado por las formaciones independentistas y que se prevé aprobar en un pleno que se prevé convocar en las próximas semanas, se declara "solemnemente" el "inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república", sin supeditarse a lo que pueda decir un Tribunal Constitucional "deslegitimado".

Tras semanas de conversaciones discretas, Jordi Turull y Marta Rovira (JxS) y Antonio Baños y Anna Gabriel (CUP) han firmado una propuesta de resolución que se tramitará por la vía de urgencia, en la que se constata que el "mandato democrático" de las elecciones del 27 de septiembre avalan el proyecto independentista.

Esta iniciativa se debatirá en un pleno extraordinario que se prevé se realice antes del de investidura -la CUP es reticente a apoyar Artur Mas, un pleno este último que cómo máximo debe celebrarse el próximo 9 de noviembre.

La resolución prevé que en un plazo máximo de 30 días se inicie la tramitación de las "leyes de proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública", que deben servir para poner las bases de estructuras de Estado imprescindibles para la "desconexión democrática" de Cataluña con respecto al conjunto de España.

En el primero de los nueve puntos de los que consta la resolución se hace notar que el mandato democrático obtenido el 27S refleja una mayoría de diputados independentistas y "una amplia mayoría soberanista en votos y escaños que apuesta por la apertura de un proceso constituyente no subordinado".

El texto plantea declarar "solemnemente el inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república" y proclamar la apertura de un proceso constituyente ciudadano, participativo, abierto, integrador y activo" para "preparar les bases de la futura constitución catalana".

La propuesta de resolución procura evitar el empleo explícito del término "desobediencia" que defendía la CUP, pero sí deja claro que el Parlament, como "depositario de la soberanía y expresión del poder constituyente", y el "proceso de desconexión democrática" de España "no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del TC", a quien JxS y la CUP consideran "deslegitimado y sin competencia".

EL GOVERN RECHAZA LAS "AMENAZAS" DE RAJOY Y EXIGE "RESPETO POR LA DEMOCRACIA"

La vicepresidenta y portavoz del Govern, Neus Munté, ha exigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "respeto por la democracia y por la libertad de expresión", y ha rechazado sus "amenazas" por la resolución independentista pactada por Junts pel Sí (JxS) y la CUP.

Minutos antes de la comparecencia de Rajoy tras la presentación de la propuesta de resolución de JxS y la CUP, en la que se declara "solemnemente" el "inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república", sin supeditarse a lo que pueda decir un Tribunal Constitucional (TC) "deslegitimado", Munté ha expresado su aval al texto acordado.

De Rajoy, el Govern "sólo espera respeto por la democracia y la libertad de expresión", puesto que "los Parlamentos democráticos tienen la función de canalizar los mandatos democráticos".

Según Munté, "precisamente eso es lo que quiere hacer el Parlament", tras unas elecciones catalanas del 27 de septiembre que otorgaron la mayoría absoluta de escaños a dos candidaturas independentistas como JxS y la CUP.

En el transcurso de la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, Munté ha ido conociendo los mensajes lanzados por Rajoy, que ha advertido de que pondrá en marcha todas las medidas políticas y jurídicas en defensa de la soberanía del pueblo español si llega a aprobarse la propuesta de JxS y la CUP.

Para Munté, las palabras de Rajoy representan una "amenaza explícita" que "no es propia de un gobierno ni de un estado democrático". Tales declaraciones se explican, a su juicio, porque Rajoy "ha entrado en campaña electoral" y sabe que "determinados discursos y tonos en relación con Cataluña tienen rentabilidad electoral".

LA CUP DICE SIGUE DICIENDO NO A LA INVESTIDURA A MAS

El portavoz de la CUP en el Parlament, Albert Botran, ha afirmado que la investidura del próximo presidente de la Generalitat "está al margen" de la propuesta de resolución que han registrado este martes junto a JxSí en el Parlament para declarar el inicio del proceso a la independencia.

Aun así, ha destacado en rueda de prensa que las negociaciones avanzan a buen ritmo y que la voluntad de la CUP es que haya acuerdo de investidura "antes del 9 de noviembre" --fecha máxima--, aunque sólo sería posible si el candidato finalmente no es el actual presidente, Artur Mas.

"Hemos demostrado altura de miras con una declaración que no incluye nuestra terminología", ha destacado al explicar que la CUP ha renunciado a incluir la palabra 'desobediencia' en la propuesta acordada con JxSí, por lo que ha pedido a este grupo que también deje a un lado siglas y personalismos, para lograr un pacto de investidura.

TEXTO ÍNTEGRO DE LA PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DE JUNTS PEL SÍ Y LA CUP

Los grupos de Junts pel Sí (JxS) y la CUP han pactado una propuesta de resolución parlamentaria en la que se declara "solemnemente" el "inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república", sin supeditarse a lo que pueda decir un Tribunal Constitucional "deslegitimado".

Este es el texto íntegro de la misma: "De acuerdo con el mandato democrático obtenido el 27 de septiembre, los grupos parlamentarios abajo firmantes presentan esta propuesta de resolución:

El Parlament de Cataluña:

PRIMERO.- Constata que el mandato democrático obtenido en las pasadas elecciones del 27 de septiembre de 2015 se basa en una mayoría de escaños de las fuerzas parlamentarias con el objetivo de que Cataluña se convierta en un Estado independiente y con una amplia mayoría soberanista en votos y escaños que apuesta por la apertura de un proceso constituyente no subordinado.

SEGUNDO: Declara solemnemente el inicio del proceso de creación del Estado catalán independiente en forma de república

TERCERO: Proclama el comienzo de un proceso constituyente ciudadano, participativo, abierto, integrador y activo para preparar las bases de la futura Constitución catalana.

CUARTO: Insta al futuro gobierno a adoptar las medidas necesarias para hacer efectiva esta declaración.

QUINTO: Considera pertinente iniciar en el plazo máximo de treinta días la tramitación de las leyes del proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública.

SEXTO: Como depositario de la soberanía y expresión del poder constituyente, reitera que este Parlamento y el proceso de desconexión democrática no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, al que considera deslegitimado y sin competencia desde la sentencia de junio de 2010 sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña votado previamente por el pueblo en referéndum, entre otros.

SÉPTIMO: Adoptará las medidas necesarias para abrir este proceso de desconexión democrática, masiva, sostenida y pacífica con el Estado español de tal manera que permita el empoderamiento de la ciudadanía a todos los niveles y en base a una participación abierta, activa e integradora.

OCTAVO: Insta al futuro gobierno a cumplir exclusivamente aquellas normas o mandatos emanados de esta Cámara, legítima y democrática, a fin de blindar los derechos fundamentales que pudieran verse afectados por decisiones de las instituciones del Estado español.

NOVENO: Declara la voluntad de iniciar las negociaciones para hacer efectivo el mandato democrático de creación de un estado catalán independiente en forma de república y, así mismo, lo pone en conocimiento del Estado español, de la Unión Europea y del conjunto de la Comunidad Internacional".