JxSí traslada a la CUP que no habrá nueva oferta de investidura

Una CUP fracturada aplaza al día 2 su decisión sobre Mas

La oposición pide a Mas que convoque nuevas elecciones y abandone el proceso independentista

Mas afirma que Cataluña y el Govern funcionan pese a "incertidumbres e inquietudes"

nacional

| 28.12.2015 - 14:30 h
REDACCIÓN

Raúl Romeva, número uno de Junts pel Sí (JxS) en las elecciones del 27S, se ha reunido esta tarde con los cabezas visibles de la CUP en el Parlament, Antonio Baños y Anna Gabriel, a quienes ha trasladado que no habrá nueva oferta de investidura, según fuentes conocedoras de la reunión.

El encuentro, que ha tenido lugar esta tarde en los despachos de JxS en la cámara catalana y que ha durado cerca de media hora, ha servido para analizar el inusitado empate a 1.515 votos entre partidarios y contrarios a la investidura de Artur Mas que se registró en la asamblea de la CUP de ayer en Sabadell (Barcelona).

Al salir de la reunión, Romeva ha declarado que para JxS "no hay ningún cambio" porque se entiende que la CUP no se ha pronunciado ni a favor ni en contra de la propuesta de acuerdo que se le planteó la pasada semana para conseguir su apoyo a la investidura de Mas.

De hecho, según las fuentes consultadas por Efe, desde JxS se les ha trasladado que la oferta, que incluía una hoja de ruta hacia la independencia, un plan de choque social y la investidura de Mas, "sigue siendo válida" porque la asamblea "no la rechazó", por lo que debe ser la CUP quien ahora tiene que resolver su desempate.

Los representantes de la CUP han expuesto, por su parte, el resultado de la asamblea de ayer, tras la cual, tanto Baños como Gabriel reclamaron a JxS que mejore su oferta para facilitar un acuerdo que evite unas elecciones anticipadas en marzo.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este lunes que Catalunya y el Govern están funcionando pese a "las incertidumbres y las inquietudes" políticas. Así ha acabado su discurso de inauguración de una cárcel en El Catllar (Tarragona), al día siguiente de que la asamblea de la CUP no desencallara la negociación con JxSí, precisamente por un empate en la votación entre quienes aceptan investirle presidente y quienes le rechazan, tras la insólita votación la de la CUP. El partido antisistema se reunió ayer en una pista de atletismo en Sabadell, votó y empataron los del sí y los del no a la investidura de Mas. A 1.515 votos.

Después de este insólito resultado, la dirección de la CUP ha convocado una reunión del consejo político de la formación y del grupo de acción parlamentaria: unos 70 cuadros territoriales y dirigentes de las organizaciones adheridas a la formación, así como los diez diputados en el Parlament, decidirán en última instancia.

Tras dos votaciones en las que habían quedado eliminados dos de los cuatro escenarios elegibles, los más de 3.000 asistentes a la asamblea de la CUP en Sabadell (Barcelona) han acudido por tercera vez a las urnas y esta vez ya no se han contabilizado en el cómputo final los votos nulos o en blanco, para garantizar que una de las dos opciones en liza superaría el 50% de los apoyos, pero ni tan solo así se ha podido lograr el desempate.

Tras comunicar el resultado a la asamblea, diputados y miembros del secretariado político de la CUP han comparecido ante la prensa para hacer una primera valoración.

La portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel, ha invitado a JxS a "leer estos resultados" con atención y a no enrocarse en su última propuesta de acuerdo, que incluía un plan de choque social, además de una hoja de ruta hacia la independencia, con Artur Mas como presidente de la Generalitat.

"JxS tiene la posibilidad de generar una nueva propuesta y de entender que la propuesta que ha puesto sobre la mesa aún no tiene el apoyo mayoritario", ha sugerido.

El presidente del grupo parlamentario de la CUP, Antonio Baños, ha insistido en este emplazamiento a JxS: "Siempre estamos dispuestos a escuchar ofertas".

JxS, ha subrayado Baños, "tiene una oportunidad para moverse", con una "nueva oferta o un nuevo candidato" que acabe de convencer a la CUP, después de que la "aritmética diabólica" de la asamblea haya dejado el resultado en tablas.

La votación final ha evidenciado la profunda fractura interna que el debate sobre la investidura ha dejado en la CUP, una fractura que se ha traducido en tensión en algún momento de la asamblea, como por ejemplo tras anunciarse el resultado de la segunda votación, que ya arrojaba un empate técnico entre partidarios del 'sí' y del 'no': mientras la mitad del auditorio gritaba "independencia", la otra mitad se hacía oír con gritos de "anticapitalistas".

ICETA (PSC) CULPA A MÁS Y NO A LA CUP DEL 'IMPASSE' QUE VIVE "OTRA VEZ" LA POLÍTICA CATALANA

Los socialistas le piden a Artur Mas que busque otras fórmulas para gobernar que no pasen por la asamblea de la CUP. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, culpó este lunes al presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, del "impasse" que vive "otra vez" la política catalana después de que la CUP no haya aclarado aún si apoya o no la reelección de Mas al frente del Govern.

"Otra vez está la política catalana en un cierto impasse", dijo Iceta a su llegada al Comité Federal del PSOE en Madrid, del que quiso "responsabilizar de ello no a la CUP, sino a Artur Mas".

Por eso, dijo que "cuanto antes" reconozca Mas que el planteamiento que ha hecho de esta legislatura es "profundamente equivocado" será "mejor para él y para todos". "La Presidencia de la Generalitat no puede ser objeto de una subasta, no se puede buscar una investidura sin garantizar al mismo tiempo la solidez y la estabilidad de la acción de gobierno", apostilló.

El dirigente catalán señaló que las acciones de Mas van en una "dirección absolutamente contraria" a esas dos premisas y por eso le pidió que rectifique.

ALBIOL PIDE NUEVAS ELECCIONES

El PP dice que ya no queda otra que volver a las urnas. El presidente del grupo parlamentario del PPC, Xavier García Albiol, ha pedido hoy la convocatoria de unas nuevas elecciones, para que la CUP deje de "humillar" a Artur Mas y de "rebajar la dignidad" de la presidencia de la Generalitat.

Desde el Parlament, García Albiol ha deplorado el "penúltimo episodio de despropósito" protagonizado ayer por la asamblea de la CUP, que se saldó con un inaudito empate a 1.515 votos entre partidarios y contrarios a la investidura de Mas.

García Albiol no quiere esperar a ver qué decide el consejo político de la CUP que se reunirá el próximo 2 de enero para decidir qué posición adopta ante la propuesta de acuerdo de Junts pel Sí.

"Mas debe tomar consciencia de que la clase política catalana, los catalanes y él mismo no pueden seguir haciendo el ridículo ante el resto de España y la comunidad internacional", ha señalado.

El jefe de filas del PPC en el Parlament ha recriminado a Mas que esté dispuesto a "aceptar el humillante comportamiento" de la CUP, que "está rebajando la institución de la presidencia de la Generalitat hasta unos extremos del todo inasumibles e inadmisibles".

PODEMOS TAMBIEN PIDE ADELANTO ELECTORAL Y CIUDADANOS NO LO VE MAL

Podem, que concurrió en el 27S dentro de SiQueEsPot, ha pedido elecciones anticipadas en Catalunya y ha destacado que la CUP está "más dividida que nunca" después de que su asamblea votara este domingo y se produjera un empate a 1.515 votos entre los partidarios de hacer a Artur Mas presidente y los que lo rechazaban.

En un comunicado, los diputados de Podem han destacado que Catalunya no se puede permitir un bloqueo que ya dura más de tres meses, y han deplorado que Mas siga haciendo "maniobras desesperadas para mantenerse en el poder".

"Fuera del chantaje de Mas parece no haber alternativa, pero sí que la hay: el rescate y nuevas elecciones que den un futuro de más equidad para la gente de Catalunya", aseveran los diputados de Podem, que han defendido que el resultado electoral del 27S no legitima una desconexión institucional unilateral.

Ante este escenario, han recalcado que la solución más democrática para salir de este "callejón sin salida" es aceptar la necesidad de nuevas elecciones catalanas y trabajar para celebrar un referéndum de autodeterminación en Catalunya.

"Estamos seguros que pese al inmovilismo de unos y la unilateralidad imposible de otros, ésta es la solución que se acabará imponiendo más pronto que tarde", han recalcado.

No lo ve mal Ciudadanos. La líder de C's en Catalunya, Inés Arrimadas, ha afirmado este lunes que el riesgo no es únicamente que la CUP decida finalmente investir a Artur Mas presidente de la Generalitat, sino que a partir de esta investidura se empiecen a saltar las leyes.

"No se acaba con que la CUP decida investir a Mas o de si deben haber elecciones o no, si no que, si hacen presidente a Mas, se va a declarar la independencia de Catalunya", ha advertido Arrimadas en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

Ha defendido a una Catalunya plural y ha destacado que el conjunto de España encara "un reto como país", ya que la posible investidura de Mas se produciría con un Gobierno central en funciones tras el .

Ha incidido en que Catalunya debe volver a la normalidad con programas sensatos, y ha aseverado que "la solución no es romper con España, sino reformarla".

Preguntada sobre si la situación en Catalunya puede contagiarse al conjunto de España tras las elecciones generales, ha expresado su preocupación por que Podemos "no haya cogido como bandera los problemas sociales, sino el referéndum para Catalunya", algo, a su juicio, peligroso.