Puigdemont dice que quiere volver a Cataluña "lo antes posible" para ser Presidente

El 23 de enero, fecha límite para convocar la sesión de investidura en el Parlament

JxCat no se plantea ningún otro candidato a president que Carles Puigdemont

nacional

| 23.12.2017 - Actualizado: 20:38 h

EFE

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que quiere regresar a Cataluña "lo antes posible" para ser nuevamente investido y ha apuntado que si no se le permite jurar su cargo, se daría "una importante anormalidad": "Si no se me permite jurar como presidente, sería una anormalidad importante para el sistema democrático español".

"Yo soy el presidente del Gobierno regional y seguiré siéndolo si el Estado español respeta los resultados de las elecciones", ha declarado en una entrevista a Reuters, recogida por Europa Press, tras los comicios autonómicos celebrados este jueves 21 de diciembre.

Puigdemont presidió la Generalitat hasta el pasado 27 de octubre, cuando el Gobierno aplicó el artículo 155 de la Constitución ante la declaración de independencia aprobada en el Parlamento catalán. El exmandatario catalán se encuentra en Bruselas y se enfrenta a una orden de detención en territorio español acusado de rebelión, sedición y malversación.

"SERIA BUENA NOTICIA PARA ESPAÑA"

Por ello, el 'expresident' ha manifestado que quiere regresar "lo antes posible" a Cataluña y que, si por él fuese, lo haría "ahora mismo". Además, ha añadido que su vuelta sería "una buena noticia para España".

Preguntado directamente sobre si espera estar en la sesión inicial del nuevo Parlament, que como tarde tendrá lugar el próximo 23 de enero, ha aseverado que eso "sería lo natural".

Asimismo, Puigdemont ha asegurado que el Rey Felipe VI tiene una oportunidad en el mensaje de Navidad para que empiece la "rectificación". Ha criticado que en su discurso del 3 de octubre el Rey "se equivocó gravemente porque prefirió ser el monarca del 155 y del Gobierno español, que no el jefe de Estado", por lo que cree que rechazó formar parte de la solución de la situación entre la Generalitat y el Estado.

"Fue casi la propia monarquía quien se ha autoexcluido de una solución futura", ha reprochado.

JxCAT NO SE PLANTEA OTRO CANDIDATO

Por su parte, Junts per Catalunya (JxCat) no se plantea ningún otro candidato alternativo a ser investido president de la Generalitat que Carles Puigdemont, ha afirmado hoy la jefa de campaña y candidata número 10 de la candidatura por Barcelona, Elsa Artadi, que se ha descartado ella misma como posible presidenciable.

En una entrevista en la emisora RAC-1, Artadi ha admitido que existen incógnitas sobre si Puigdemont podría ser investido presidente de la Generalitat en el extranjero y ha dicho que "no nos podemos precipitar ahora. No podemos avanzar cosas que no tenemos resueltas. Contemplamos todos los escenarios".

"Todas nuestras opciones pasan por el president Carles Puigdemont. Derrotar el 155 pasa por restituir la situación de antes de su aplicación", ha señalado Artadi, que ha explicado que ella se ha presentado a estas elecciones "para restituir el presidente de la Generalitat y el Govern legítimo. Ningún otro objetivo".

Sobre el ofrecimiento que hizo ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de diálogo con el futuro Govern que surja de los resultados electorales del 21-D, Artadi ha dicho:

"Celebramos que Mariano Rajoy empiece a hablar, pero con quien debe hacerlo es con los partidos soberanistas, que son los claros ganadores de las elecciones".

Artadi ha asegurado que no tiene conocimiento de que su formación haya tenido ningún contacto con la Moncloa y ha calificado de "anecdótico" el resultado de Ciudadanos, que fue el partido más votado el 21D y ganó las elecciones autonómicas. "Si miras la prensa internacional, nadie se hace eco" de la victoria de Ciudadanos, ha subrayado.

CIUDADANOS RENUNCIA A BUSCAR APOYOS

Mientras el tablero político de Cataluña se clarifica. Ciudadanos renuncia de momento a buscar apoyos de investidura a la espera de los posibles movimientos del bloque independentista.

Con Puigdemont en Bruselas, Junts per Catalunya negociará un gobierno con Esquerra y una CUP que, tras los resultados, tendrá menos influencia. De hecho, la abstención de los anticapitalistas basta para investir acomo presidente a Puigdemont.