Juzgan a una célula yihadista que planeó atentar en Cataluña

nacional

| 21.01.2018 - Actualizado: 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Audiencia Nacional juzga desde el lunes a una célula yihadista desarticulada en 2015 que planeaba atentar en lugares emblemáticos de Barcelona como el Parlament y que se planteó cometer un secuestro para comprar explosivos o bien fabricarlos de forma casera "con productos químicos de adquisición legal".

Los diez presuntos integrantes de esta célula, desarticulada por los Mossos d'Esquadra en la llamada operación Caronte y cuyo juicio se prevé que se prolongue hasta marzo, se enfrentan a una petición de la Fiscalía de entre 7 y 19 años de cárcel por delitos de integración o colaboración con el Dáesh.

Las similitudes de esta célula con la que en agosto perpetró los atentados en Barcelona y Cambrils (Tarragona) son muy numerosas, entre ellas sus planes de fabricar explosivos con productos químicos de venta legal, como los que adquirió la célula que atentó el 17-A en Las Ramblas, que acumuló en Alcanar centenares de litros de acetona y agua oxigenada destinados a la composición del explosivo conocido como "la madre de Satán".

También, la juventud y la entrega a la causa yihadista de sus integrantes, y su sumisión a un líder maduro, según ha explicado a Efe la fiscal Dolores Delgado, coordinadora de asuntos de terrorismo en la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Según el escrito de acusación, el líder de la célula era Antonio Sáez Martínez, un español convertido al islam conocido como Alí el peluquero y que fue quien propuso "perpetrar un atentado en territorio español señalando que tendría un contacto que podría conseguirle explosivos".