Junts pel Sí y la CUP inician los trámites para las 3 leyes de "desconexión"

Afectan a Transitoriedad Jurídica, Hacienda Pública y Seguridad Social

"Son los tres pilares para que la república catalana pueda existir" ha dicho el diputado de la CUP Benet Salellas

"Si el Gobierno del Estado insiste con su brigada Aranzadi. nosotros continuaremos ejerciendo nuestra soberanía"

Mesa del Parlament

nacional

| 26.02.2016 - 12:55 h
REDACCIÓN

Junts pel Sí y la CUP han iniciado los trámites en el Parlament para crear las tres leyes de "desconexión" con el Estado (Transitoriedad Jurídica, Hacienda Pública y Seguridad Social), previstas en la declaración independentista del 9 de noviembre que fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

Ambos grupos han registrado esta tarde las peticiones dirigidas a la Mesa del Parlament para la constitución de las tres ponencias conjuntas para la elaboración de una proposición de ley integral de protección social catalana, una proposición de ley de régimen jurídico catalán y una proposición de ley de la administración tributaria catalana.

"Son los tres pilares para que la república catalana pueda existir. Estamos muy contentos de que se den ya pasos adelante, es la demostración de que estos 18 meses sirven para construir la república catalana", ha dicho el diputado de la CUP Benet Salellas en declaraciones a los medios después de que fueran registradas las peticiones.

En declaraciones desde los pasillos de la Cámara, el diputado de la CUP Benet Salellas ha recordado que el impulso de estas leyes se recogía en la resolución independentista que el Parlament aprobó en noviembre de 2015 --que luego anuló el Tribunal Constitucional--.

La ley de la hacienda propia persigue dotar a la Generalitat de la estructura capaz de gestionar todos los impuestos de los catalanes y, la de seguridad social, que la administración catalana se encargue de todas las prestaciones de los ciudadanos como las pensiones y la de desempleo.

La tercera ponencia en cuestión, la del régimen jurídico catalán, busca crear la ley de transitoriedad jurídica, que los independentistas alegan que sirve para progresivamente transitar desde la legalidad propia del Estado hasta la legalidad de un eventual Estado catalán.

El trámite para crear las ponencias depende de la Mesa del Parlament, el órgano director de la Cámara donde JxSí tiene mayoría absoluta, por lo que con toda probabilidad no pondrá ningún impedimento para que los trabajos empiecen con celeridad.

"Cuanta más gente participe más interesante será el proyecto y más sólido será el momento que llegue la desconexión y se constituya la república. Son las leyes que regularán aspectos importantísimos de la república como los ingresos, los gastos y el marco jurídico", ha afirmado.

Salellas no ha querido poner fecha a cuando estarán hechas las leyes, si al finalizar los 18 meses en los que los soberanistas quieren cerrar la legislatura o antes, y ha afirmado que se entra en una fase del proceso soberanista que hace "imprevisible" fijar ciertos plazos.

POSIBLE RECURSO

Las leyes se harán al margen de la Comisión del Proceso Constituyente que creó el Parlament la semana pasada y que ha impugnado el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, ya que está comisión es de estudio y no legislativa, por lo que no sirve para hacer normas.

Salellas ha advertido de que, si el Ejecutivo central también impugna esta tres ponencias, reaccionarán de forma proporcional: "Será un ataque frontal a les instituciones democráticas catalanas y reaccionaremos con una respuesta de la misma magnitud".

"Si el Gobierno del Estado insiste con su brigada Aranzadi -leyes, reglamentos y jurisprudencia- y su sala de jueces anexa al Consejo de Ministros -Tribunal Constitucional-, nosotros continuaremos ejerciendo nuestra soberanía", ha zanjado Salellas.