Junqueras justifica alianza con CDC por el espacio de centralidad que ocupa

Junqueras

nacional

| 25.07.2015 - Actualizado: 22:40 h
REDACCIÓN

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha justificado la alianza acordada con CDC y diversas entidades de cara a las elecciones del 27S por el espacio de centralidad que ocupa su partido y el momento histórico que vive Cataluña, en el que según ha dicho, se lo juegan "todo".

En la intervención inicial ante el 27 Congreso Nacional de ERC, que se celebra hoy en el Palacio de Congresos de Cataluña ante 1.300 militantes inscritos, Junqueras ha empezado por recordar que la diversidad de Cataluña es la que le ha permitido históricamente adaptarse a los cambios y ser más fuerte.

"Pero esta diversidad también nos plantea retos de cómo gestionarla", ha indicado antes de advertir que cuando las fuerzas políticas catalanas no han sido capaces de alcanzar "grandes pactos" el país "ha pagado precios altísimos".

Según Junqueras, la construcción de los consensos es difícil, pero ahora están "en uno de los momentos en que ha sido posible conseguirlos", con una alianza como la de Junts pel Sí que refleja "la transversalidad". "Son tan amigos nuestros los que están como los que se han quedado fuera de forma legítima", ha añadido.

Esto, ha puntualizado, es importante, porque "el país" lo tendrán que construir "entre una gran mayoría", de la que no quieren "excluir a nadie", ha subrayado en una clara alusión a fuerzas que, como la CUP o ICV-EUiA, el 27S concurrirán en otras listas.

Según Junqueras, el reto inmediato, de todas formas "es ganar el 27S", en unas elecciones en las que están en juego "muchas cosas" y que son muy importantes: "Podríamos decir que nos lo jugamos todo", porque a partir de ellas se podrá construir "la república catalana".

Al referirse a la coalición pactada, ha señalado que "no es la primera vez que el espacio de centralidad que ocupa ERC le obliga a asumir el reto complejo de intentar coser" a la sociedad.

"La realidad -ha subrayado- nos coloca en el centro del escenario, que siempre es móvil porque va cambiando" y esto comporta hacer el esfuerzo de entenderse "con gente diversa", lo que les obliga "a tender manos, y plantea retos complejos".

Junqueras ha admitido que "no estar en el centro del escenario a veces es más confortable, permite adoptar posiciones más diáfanas, y es normal que algunos quieran refugiarse en esta comodidad".

Sin embargo, ha puntualizado, cuando ellos no han conseguido construir espacios comunes, "el país ha salido perdiendo". "Y esto lo decimos sabiendo que tenemos detrás nuestro más historia que nadie, puesto que somos el partido más antiguo".

Según Junqueras, alianzas electorales como la pactada con CDC pueden generar "una aparente incomprensión", pero ERC afronta esta cuestión desde la tranquilidad de saber que son "incombustibles".

Después de recordar que ERC ganó las últimas elecciones europeas en Cataluña y que ha sido segunda fuerza en número de concejales en las recientes elecciones municipales, Junqueras ha indicado que han sido ellos quienes han "pulverizado" el bipartidismo en Cataluña ""hace tiempo".

También ha presumido de otro hecho, y es que lejos del partido que se encontró cuando accedió a la presidencia de ERC, con divisiones internas importantes, ahora su organización define su estrategia "con una cohesión interna insuperable". "Es una lección que tenemos muy aprendida".

Junqueras ha terminado su discurso afirmando que el 27S representa una gran oportunidad y que tienen que hacer "lo posible e imposible para ganar".