Juan Bolívar, superviviente del accidente de Marruecos: "El rescate no fue normal"

La camilla que pretendía rescatar a Martínez cayó al río con riesgo de que se ahogara

nacional

| 09.04.2015 - Actualizado: 22:08 h
REDACCIÓN

El policía nacional y espeleólogo Juan Bolívar Bueno, que llegó a España tras sobrevivir al accidente de Marruecos en el que murieron dos compañeros de expedición, ha dicho en Granada que el rescate llevado a cabo por miembros de la gendarmería marroquí "no fue normal" y que fue "inexplicable".

Acompañado por su padre y por miembros de Club de Espeleología Lliberis, Juan Bolívar ha detallado en rueda de prensa los seis días que transcurrieron desde que se despeñaron por un barranco dos de los tres miembros de su expedición hasta que fueron rescatados.

De este grupo formaban parte Gustavo Virués, José Antonio Martínez y él, y fueron estos dos los que se despeñaron por causas a las que no encuentra explicación.

El primero en despeñarse fue Virués, que murió en el impacto, mientras José Antonio Martínez, quedó colgado en las cuerdas a metros del suelo y con heridas.

"Cinco días después acudieron dos gendarmes con cuerdas a rescatarnos. Me dijeron que no tenían maquinaria y que todo sería a pulso. La camilla en la que pretendía rescatar a Martínez cayó al río con riesgo de que se ahogara. Al día siguiente, tras una noche en el agua falleció", ha explicado Bolívar, rompiendo a llorar y muy emocionado.

El accidente se produjo en el barranco de Wandrass, en el Alto Atlas marroquí y los restos de José Antonio Martínez llegarán esta noche a Granada y los de Gustavo Virués a Chiclana, en la provincia de Cádiz.

GOBIERNO DE MARRUECOS: "NO SE ESCATIMARON ESFUERZOS"

El Gobierno de Marruecos dijo que "no escatimó ningún esfuerzo para rescatar a los tres montañeros españoles" accidentados recientemente en el fondo del barranco de Wandrass, en el Alto Atlas marroquí. En su rueda de prensa semanal, el portavoz gubernamental, Mustafa Jalfi, salió al paso de las numerosas críticas emitidas desde España por el retraso con que Marruecos dio luz verde para la entrada de equipos de rescate españoles.

Para el portavoz, el "lamentable accidente" ha dado una prueba más del "avanzado nivel de cooperación entre los dos países" y de los "eficientes mecanismos" de esta cooperación.

Jalfi subrayó los "esfuerzos excepcionales" desplegados por su país y la "gran movilización de recursos humanos y técnicos" dedicados al rescate de los montañeros."Lamentablemente, las operaciones no tuvieron éxito completo y desde aquí expresamos nuestro pésame a las familias de los muertos", agregó el ministro de Comunicación.

Algunos medios marroquíes han recogido las críticas vertidas desde España y las han calificado de "campaña antimarroquí", pero Jalfi las obvió y se limitó a "agradecer las palabras del ministro español del Interior y de (el presidente del Gobierno) Mariano Rajoy sobre los esfuerzos marroquíes".

Esta es la primera intervención de un representante gubernamental marroquí sobre el rescate de los montañeros, un suceso que ha tenido una gran repercusión mediática en España pero no así en Marruecos, donde solo el segundo canal de televisión lo ha seguido con continuidad.