Josep y Pere Pujol, en libertad sin cautelares tras declarar por blanqueo

Declaran por un presunto delito de blanqueo

nacional

| 13.11.2015 - 16:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente catalán Jordi Pujol, han quedado en libertad sin medidas cautelares tras declarar durante casi seis horas ante el juez de José de la Mata como imputados por un delito de blanqueo del dinero que la familia atesoraba en cuentas en Andorra, supuestamente procedente de comisiones ilegales.

Según han informado fuentes jurídicas, los dos han contestado en castellano y "sin restricciones" a todas las preguntas que les han formulado el juez de la Audiencia Nacional y la teniente fiscal anticorrupción, Belén Suárez, quien no ha pedido para ellos ningún tipo de medida cautelar tras el interrogatorio.

El último en declarar ha sido Pere Pujol, quien ha permanecido una hora y media ante el juez, y que, a preguntas de los periodistas, ha calificado su declaración de "magnífica".

Antes lo hacía Josep Pujol, que durante cuatro horas y media ha respondido a las preguntas del juez y la fiscal en el marco de la pieza secreta sobre la información que Andorra ha remitido al juzgado de De la Mata en la causa que investiga los negocios sospechosos de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán.

Tras comparecer en la Audiencia Nacional, Josep Pujol, que ha declinado hacer declaraciones al medio centenar de periodistas que aguardaban a la salida, y su hermano Pere han abandonado la sede del tribunal en un taxi que les ha recogido en la calle Génova, este último acompañado de su abogado Cristobal Martell, que ha asistido a ambos en el interrogatorio.

ANDORRA

De la Mata ordenó el pasado 27 de octubre un total de 15 registros en diferentes empresas vinculadas a Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, y en domicilios de la familia Pujol. En el domicilio de Pere Pujol se encontraron 96.000 euros en metálico.

La pasada semana, los dos imputados comparecieron en el juzgado para la apertura de las cajas de documentación incautadas en los registros, trámite que debe hacerse en presencia de los imputados.

Efectivos de la UDEF realizaron esos registros en el marco de las diligencias 141/12, que permanecen secretas. En concreto, se investigaron los domicilios del hijo mayor, Jordi Pujol junior, y de sus hermanos Josep y Pere, así como el de la exesposa de Jordi, Mercè Gironés Riera.

El origen de esta operación está en las revelaciones hechas por la exnovia del hijo mayor del clan, Victoria Álvarez, que denunció blanqueo de capitales. El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional mantiene imputado al primogénito de los Pujol por blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Las declaraciones de este viernes se producen después de que las autoridades andorranas remitieran al juez De la Mata miles de documentos bancarios sobre los movimientos de fondos de la familia Pujol. Esos papeles reflejan la existencia de cientos de operaciones y movimientos presuntamente delictivos en los que el hijo mayor de Jordi Pujol habría tenido un papel clave.

Uno de esos documentos es un manuscrito de 2001 que el expresidente catalán envió a Andbank. Allí expuso que, aunque la cuenta estaba formalmente a nombre de su hijo mayor, el dinero era en realidad suyo. Ese manuscrito probaría, según la Policía, que Pujol mintió al afirmar que la cantidad ocultada por su familia en ese país procedía de una herencia paterna y que él había quedado al margen.

La Audiencia Nacional comenzó a investigar a Jordi Pujol Ferrusola a partir de una denuncia de su exnovia Victoria Álvarez. La mujer explicó, primero a la policía y después al juez, que él traía a España "bolsas con billetes de 500 euros", además de detallar otras presuntas ilegalidades. La investigación policial posterior apuntó a que el hijo mayor del expresidente habría recibido ocho millones de euros en comisiones ilegales entre 2004 y 2012 a cambio, presuntamente, de adjudicaciones.

El fiscal Anticorrupción Fernando Bermejo pidió el pasado 7 de octubre al Juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona que enviara a la Audiencia Nacional su investigación sobre el patrimonio de la familia Pujol para que se investigara en conjunto por el magistrado José de la Mata. Ante la titular del juzgado 31 declararon como imputados, entre otros, Pere y Jordi Pujol Ferrusola.

Pere y Josep Pujol Ferrusola también están siendo investigados, junto con su hermano Jordi, por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por corrupción y falsedad documental por el supuesto cobro de una comisión de casi 120.000 euros pagada por el empresario José Manuel Sola, socio del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.

En esta causa, instruida en el Juzgado Central de Instrucción número 1, sólo está formalmente imputado otro de los hermanos Pujol, Oleguer Pujol Ferrusola. En su caso, se le atribuye delito contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.