José María Beneyto afirma que se están estudiando represalias comerciales tras la expropiación

Juan Rosell ha mostrado su preocupación por la actitud que el Gobierno argentino

nacional

| 18.04.2012 - 13:59 h
REDACCIÓN
Más sobre: YPFSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

José Mª Beneyto, portavoz del PP de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, ha explicado hoy en el programa de entrevistas "El Círculo" de Telemadrid que la actuación con Argentina “requiere mucha prudencia” para evitar perjudicar a otras empresas españolas. “El Gobierno está aquilatando las decisiones para no perjudicar a otras empresas españolas en Argentina”. “Hay que evitar cualquier tipo de contagio con esta situación”.

Beneyto ha explicado que la expropiación de YPF “ha sido un claro gesto de ataque a los intereses españoles porque se podría haber tomado una decisión que afectara a todas las empresas del sector, pero sin embargo, no ha sido así. De hecho, los fondos americanos no se han tocado. Ha habido una campaña de acoso y derribo del valor de la acción de YPF. Este es un tema que está incubándose desde hace meses, es una campaña perfectamente planificada. Desde el Gobierno de España se ha intentado todo lo imaginable para llegar a un acuerdo, incluso es público que hubo una mediación del Rey. Era una asunto que estaba encauzado porque había un compromiso con Cristina Fernández de Kirchner, la sorpresa ha sido que la presidenta ha incumplido este compromiso”. El portavoz de Exteriores insistió en que se trata de “una campaña perfectamente planificada”, en la que influye mucho, según Beneyto “la situación de debilidad en el mapa internacional que nos ha legado el zapaterismo”. No obstante, “pase lo que pase, esto pasará a la historia como una anécdota en nuestra relación con Argentina”, porque el dirigente popular quiso resaltar la relación histórica de hermandad que se ha mantenido con este país.

No obstante, “pase lo que pase, esto pasará a la historia como una anécdota en nuestra relación con Argentina”, porque el dirigente popular quiso resaltar la relación histórica de hermandad que se ha mantenido con este país. Beneyto explicó que “aún no se han agotado los medios diplomáticos. Después vendrían, como suele ocurrir en estos casos, las represalias comerciales”. En este sentido, comentó que “se está estudiando la posibilidad de suprimir las importaciones de soja y bioetanol, pero hay que ser prudentes”. Para Beneyto es muy importante que otros países de la región, como Chile, Méjico, incluso Bolivia, hayan criticado la expropiación. En cambio, la posición de Estados Unidos ha sido mucho más fría, lo que en opinión del portavoz popular se debe a “los intereses económicos de Estados Unidos en Argentina, que en este caso parecen prioritarios. De todos modos, también es verdad que Obama siempre es muy moderado en sus posicionamientos en política exterior”. “Hay todo un juego de alianzas con el que hay que contar”.

Beneyto también resaltó que “es muy positivo que el PSOE se haya posicionado mostrando su apoyo al Gobierno en este asunto y hay que enfatizarlo”.Por otro lado, el portavoz de exteriores admitió que es un gasto innecesario mantener las 160 oficinas de representación exterior de las comunidades autónomas. Beneyto aseguró que esta situación se está corrigiendo y explicó que han “ofrecido a las comunidades que las embajadas asuman su representación, y muchas lo han aceptado”.

LA CEOE ESPERA QUE LA EXPROPIACIÓN SE RECONSIDERE Y SEA UNA EXCEPCIÓN

El presidente de la CEOE, Juan Rosell ha mostrado su preocupación por la actitud que el Gobierno argentino ha demostrado con YPF y se ha mostrado esperanzado de que se trate de una excepción y se reconsidere, aunque lo ve "difícil y complicado". Durante un acto para analizar los presupuestos de 2012 y los de la propia CEOE, Rosell ha explicado que hay muchas empresas españolas en Argentina por lo que espera que este proceso entre de nuevo "en el buen sentido, la racionalidad y legalidad".

"Lo vemos difícil y complicado, pero la esperanza es lo último que se pierde", ha aseverado.Rosell ha añadido que Argentina ha recibido inversiones extranjeras importantes y ha asegurado que "será difícil" que en el futuro las haya si no se respetan las leyes.Ha recordado que hay más de 500 empresas españolas en Argentina y que "está claro" que la CEOE no ha recibido ninguna comunicación de ellas de invertir allí.

El presidente de la CEOE se ha referido a la carta que ayer envió la patronal europea "Business Europe" a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en la que los empresarios se han posicionado y han hecho una "declaración contundente" respecto a que si se "saltan las leyes" se pone en peligro la economía.Los empresarios europeos quieren que la economía sea "libre y competitiva", ha subrayado Rosell, y lo que ha hecho el gobierno argentino es un "elemento de riesgo" no sólo para el país, sino para el crecimiento económico.

Según la carta remitida a la presidenta argentina, la patronal europea se muestra preocupada por la "inoportuna" expropiación de YPF, al tiempo que se "alarma" por el incremento del proteccionismo y la discriminación a la inversión y al comercio. Los empresarios se han puesto a disposición de Fernández de Kirchner para hablar "de lo que haga falta" e igualmente, han trasladado su inquietud a la UE.

Para Rosell, la seguridad jurídica es uno de los elementos clave para actuar económicamente de forma fiable en el mundo y, por tanto, la intervención del gobierno argentino es lo "más desaconsejable" para dar seguridad, certeza y fiabilidad.Además, ha dicho que no es solo un problema para Argenina, sino para el resto de países iberoamericanos.